"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

viernes, 12 de agosto de 2011

Al año siguiente



Al cumplir un año de la última estancia de Juan Pablo II en Madrid, tuvo lugar un encuentro en Valladolid de quienes habíamos participado. Al acto, celebrado en el aula magna de la Facultad de Medicina, fue invitado don Javier Cremades, que había sido el encargado de organizar la logística. En esta JMJ será también el Director de Actos Centrales, por lo visto.

Don Javier fue contando con mucha gracia y quitándolo importancia, cómo había ido saliendo adelante la organización del evento. Nos dijo que lo primero que hizo fue ir recorriendo unos cuantos conventos de religiosos/as para pedirles oraciones por el buen resultado de todo aquello.

- En la Iglesia tenemos esas "armas secretas"- dijo.

Organizarlo llevó su trabajo. Había que pensar en muchos detalles. Me hizo gracia en especial uno de ellos.

- Nos habíamos organizado por grupos. Uno de ellos era el que llamábamos "comité del buen gusto". Su objetivo era conseguir que en el itinerario que tenía que recorrer el Papa no hubiera carteles, anuncios, ni nada que pudiera resultarle molesto o incómodo. Tuvimos que trabajar mucho, pero lo conseguimos.

Mucho ánimo con todo también este año, don Javier y demás organizadores.

6 comentarios:

Dulcinea dijo...

Pues sí. Algo "secreto" ha de tener elasunto para que tanta gente esté de acuerdo en temas tan trascendentes.

Tantos jóvenes siguiendo al Papa ¿será por lo que nos dice? ¿será por lo que transmite?

No tuve oportunidad de ver a Juan Pablo II, pero sí a Benedicto XVI, y aún me emociono cuando me acuerdo.

Qué raritos somos los católicos...

maria jesus dijo...

Don Javier lleva la iglesia del Espiritu Santo en Madrid, a la que voy muy a menudo, es un sacerdote que se lleva muy bien con la gente joven e incansable en su ministerio; aquí dicen que pájaro que vuela, pluma que le arranca

Al Neri dijo...

Por una parte entiendo la idea del comité del buen gusto, aunque supongo que fue una tarea ardua dadas las ilimitadas manifestaciones de mal gusto que padecemos en España, pero por otra parte también considero positivo que el Santo Padre tenga conocimiento de primera mano de cómo está el país en general y el paisaje urbano en particular, lleno de anuncios con tías medio en pelotas, publicidad de condones y de clínicas abortistas, luces de neón de los puticlubs, gentuza sin camiseta ni respeto por nada... A lo mejor así se animaba a excomulgar de una vez a Zapatero.

Nodisparenalpianista dijo...

Oye, ¿y al Comité del Buen Gusto no podíamos ficharle para que siguiese con su labor por todas partes y en todo momento?

Altea dijo...

Lo de moderar cometarios, por si alguien se extraña, ha sido porque llevo unos días fuera de internet y no iba a poder controlar mucho. Si no me veis mucho el pelo por ahí es por eso.

Dulcinea dijo...

Me parece muy oportuno que moderes porque en estas fechas podría haber algún "tolerante" que nos dejara alguna perla-basura de las suyas.

Lo del buen gusto me parece muy necesario, por el Papa y por los demás. Pero también estoy con Neri (una vez más) en eso de que es bueno que el Papa vea y oiga lo que pasa en España, lo que hemos de ver y oir los españoles y la pasividad de los que pudiendo hacer algo se tocan las narices o incluso alimentan esas actuaciones.

Ah, y por supuesto,

VIVA EL PAPAAAAAAAAAAA