"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

martes, 21 de diciembre de 2010

Sorpresa gratuita

Imaginaos que estáis en un restaurante, hamburguesería o semejante y de repente ocurre esto:

domingo, 19 de diciembre de 2010

Pero qué racistas somos en España


Me lo dijeron, pero he tenido que verlo con mis propios ojos. Vedlo, vedlo también vosotros.

Me he ido a ese artículo 525 del Código Penal:
1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.
2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.


Léase bien: "PARA OFENDER". Es decir, hay que ir a huevo, dicho en coloquial comprensible. Decirlo con veneno "amasao", como dice José Mota.
¡Ah!, y por supuesto, de este artículo 525 queda excluida cualquier palabra, escrito o acción que haga burla de la religión católica, y que los intolerantes de los católicos interpretan como irreverencia o blasfemia, los muy paranoicos.

martes, 7 de diciembre de 2010

Hojas secas


Las hojas secas que alfombran los bosques y parques en otoño producen sensación de caducidad, pero también de misión cumplida. Apuntan prometedoras en los días lejanos de la primavera, constituyeron la vida del árbol para que pudiera ofrecer sus flores y sus frutos, y, terminando su cometido, cayeron mansamente para posibilitar un nuevo ciclo.

Caen sin hacer ruido, como si no hubieran tenido importancia. Han sostenido la vida, han posibilitado el fruto, han ofrecido el refrigerio de su sombra en los días calurosos, han adornado la campiña y embellecido el paisaje. Y lo han hecho todo sin pretender darse cuenta de que tenían importancia, de que, sin su función, algo esencial faltaría en la Naturaleza, algo sin lo cual no sería posible continuar.

Las hojas secas son símbolo de cada criatura que aparece en el universo. Todas son un amanecer prometedor, con una vida de servicio para que la vida pueda continuar, con un declive suave para dar paso, sin pretender alegar méritos de reconocimiento o permanencia por su valía. El hombre es también así: promesa como los tallos tiernos, energía que posibilita el fruto, declive sereno cuando ya su misión se ha realizado. Pero ahí termina el símil, porque el hombre es algo más.

Esto me lo encontré escrito por alguien hace años en algún sitio. Ahora en otoño, con las hojas por el suelo y con alguna otra circunstancia más, me he acordado de ello.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Profesionales del hogar

Mi barrio está bastante bien surtido de servicios, es justo decirlo. Ahora están poniendo unas cafeterías monísimas. Ya no hace falta caminar hasta el centro para encontrar un lugar digno donde tomarse unos "cafeses" con las colegas.
Allí estábamos enredadas otra y yo en una conversación no muy larga, pero intensa. Tal vez algún día la cuente aquí.
Al despedirnos me dijo:
- Casi prefiero la próxima vez quedar por la mañana.
- Ah, pensaba que te haría trastorno. Ya sabes, la compra y tal...
- Ay, no hija. Yo de maruja nada.
"De maruja nada". La próxima vez le preguntaré cómo lo hace. Porque no creo que nadie le haga las tareas del hogar. Más bien me sonó a querer quitarse algo "humillante" de encima. Del tipo "yo no hago esas cosas". No entiendo ese desprecio generalizado que hay por el imprescindible trabajo doméstico.
Aquí va un simpático vídeo que he robado a la capellanía Aldeafuente. Medio en broma y medio en serio, da una idea bastante clara de la profesionalidad de dicho trabajo.


viernes, 19 de noviembre de 2010

Depende de todos

Como bien dice el vídeo que viene a continuación, de cada uno depende que todo el mundo se entere del acontecimiento del próximo agosto de 2011.
Lo han grabado las chicas del Club Universitario Antares. Para ser su primera puesta en escena, no está mal.


miércoles, 3 de noviembre de 2010

Con el "zulo" al aire

Trampilla hecha con arena. ¿A que mola?


Así titulaba hace años un periódico la noticia del descubrimiento de un zulo de los delincuentes etarras.

Y así me he encontrado yo hoy cuando, tras arduos y vanos esfuerzos por mantenerlo en rigurosísimo secreto, han descubierto en mi trabajo mis intenciones de cambiarlo por otro mejor. Y lo han descubierto de la manera más tonta: me dejé fuera del bolso los apuntes de la Constitución. Un cliente al que atiendo por teléfono y una compañera-jefa que llega antes de tiempo hicieron el resto.

Nunca aprenderé. (suspiro)

viernes, 29 de octubre de 2010

Luto por los inocentes


Ante lo que se le ha venido encima a Sevilla esta semana pasada, la Cofradía de Nuestra Señora de la Encarnación ha despojado a su Virgen titular de su ropa habitual y la ha vestido de riguroso luto. No me he atrevido a traer aquí una imagen de ella por aquello del copyright y tal. Pero aquí podéis ver su enorme expresividad.
Todo un detalle con el que, seguro, la Virgen estará conforme.

domingo, 24 de octubre de 2010

Mejora tu escuela pública

Recuperar el prestigio de nuestros Colegios e Institutos, respeto al profesor y la dignidad de la profesión docente, importancia de la educación en la familia, y la necesidad de la cooperación padres- profesores son algunas de los interesantes objetivos de la Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública.


Ellos lo explican mucho mejor en su web, que os invito a visitar. Es una buena manera de arrimar el hombro en algo que, para los que lo ejercen, es una labor apasionante y que sin embargo, tiene mucho que mejorar.

También en Facebook.

jueves, 21 de octubre de 2010

Vídeo de D. Alfonso.

Como siempre, muy acertado:



Sobre este asunto creo que nunca seremos lo suficientemente "pesados".

martes, 19 de octubre de 2010

Saber pedir


Nunca os creáis los mejores clientes, porque siempre los hay mejores. Y en ocasiones, mucho mejores. Y cuando uno va de "el mejor" suele hacer el ridículo.

- Llevo hospedándome en vuestro hotel todos los jueves este año. SI NO ME LO REBAJAS, tendré que buscarme otro hotel.

Si yo te contara que hay quien lleva viniendo todo el año de lunes a viernes...

Otro:

- Oye, que te estoy reservando tres habitaciones. ¿NO ME VAS A HACER UNA OFERTA?

Entonces a la cuadrilla de trabajadores que están ocupando siete habitaciones tendré que regalárselas.

No digamos este otro:

- Pero yo voy a quedarme tres meses. ME HARÁS UN PRECIO, ¿NO? Te voy pagando cada semana y...

Y a los quince días dices que te largas y te quedas tan fresco.

Para ir pidiendo una rebaja hay que caer bien. Es imprescindible. El que la pide como si tuvieran la obligación de dársela, no consigue nada.

¡Educación, educación!

lunes, 27 de septiembre de 2010

Blood Money

Me envían el siguiente correo electrónico. Copio y pego:

¡EL 8 DE OCTUBRE LLEGA A LOS CINES LA PRIMERA PELÍCULA 100 POR 100 PRO VIDA! Estimados amigos del CIDEVIDA, sé que desde hace tiempo estáis más que metidos en la lucha por la vida del no nacido. Con la aprobación de la nueva ley del aborto, la situación en España parece haber dado un retroceso... ¡PERO NO ES ASÍ! Cada uno de nosotros podemos poner nuestro granito de arena y seguir luchando por esos bebés y esas madres y, de momento, nuestro paso más efectivo debe de ser el de INFORMAR y ARGUMENTAR.
El próximo 8 de octubre se va a estrenar en las salas españolas un documental que narra las verdades sobre el aborto: BLOOD MONEY, EL VALOR DE UNA VIDA.
La película recoge, sin recurrir a imágenes sangrientas, CONFESIONES de médicos y enfermeras de clínicas abortistas que cuentan la triste verdad que se esconde detrás de esta bien llamada “INDUSTRIA” que tan duramente está golpeando al mundo que se dice “desarrollado”. Además, también participan numerosas mujeres que abortaron en su momento, contando lo que les dijeron y la realidad con la que se encontraron luego.
En España sabemos que se han querido sumar a la causa de esta película todos los grandes líderes pro vida de nuestro país como Benigno Blanco, Ignacio Arsuaga, Jesús Poveda o Alicia Latorre y de hecho, se ha añadido una parte final al documental de creación 100 por 100 española que sólo podremos ver aquí.
Éste es el trailer doblado de la película:





Y éste el grupo que han creado en Facebook:

http://www.facebook.com/pages/BLOOD-MONEY/138727132820316?ref=ts

BLOOD MONEY es una apuesta arriesgada y la ha traído la misma distribuidora que en su día estrenó Bella y La Última Cima, una garantía de que viene de la mano de personas cargadas de buenas intenciones. También nosotros podemos tratar de echar un cable a esta causa, yendo a las salas de cine y haciendo circular y dando a conocer esta y otras iniciativas, y así demostrar que SÍ que defendemos la vida, y que SÍ que estamos dispuestos a seguir luchando por los derechos de los bebés y de sus madres.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Ganar o perder


Me encuentro esto en el Facebook de una amiga mía (Feisbuc para los amigos):

"MES DEL CANCER..EN MEMORIA DE NUESTROS FAMILIARES Y AMIGOS QUE PERDIERON LA BATALLA. EL 92% NO COPIARÁ NI PEGARA ESTO EN SU MURO. YO SI LO HAGO Y LO HAGO POR TODOS AQUELLOS QUE SIGUEN LUCHANDO POR GANAR, ORGULLOSOS DE SER DEL 8%. PONLO EN TU PERFIL POR LO MENOS UNA HORA (por los que la pelearon hasta el último instante)."

Vaya por delante que entiendo a qué se refiere y lo apoyo, desde luego. Pero yo le pondría un ligero matiz: perder la batalla es darse por vencido, rendirse. Decir "dame una estocada, que no puedo más".

En todas las guerras hay muertos y heridos, también entre los vencedores.

Y ya puestos, si lo vemos desde una perspectiva cristiana, ninguno de los que pelean hasta el último instante sale perdiendo.

viernes, 3 de septiembre de 2010

El guardián

Me recomiendan el siguiente artículo de Juan Manuel de Prada. Iba a ponerlo enlazado, pero ante el peligro de que a alguien no le funcione bien el invento y se quede sin leerlo, lo reproduzco aquí entero sin más. Que aproveche.



El guardián de Dios

SI hay algo que me conturba el ánimo (tal vez porque me recuerda la «abominación de la desolación» de la que hablaba el profeta Daniel: esto es, el sacrilegio del templo) es el espectáculo de los turistas indecentes que se pasean por las iglesias como por un mercadillo playero, en camiseta de tirantes y pantalón corto, pavoneándose de la pelambre de sus canillas, de los morrillos de carne excedente de sus cinturas, de su muslamen injuriado por la celulitis, mientras disparan fotografías por doquier e intercambian comentarios vocingleros en la capilla del Santísimo, como los intercambiarían en un retrete comunal. Esta pérdida generalizada del decoro (que es expresión de otra pérdida más aflictiva, que es la pérdida del sentido de lo sacro) alcanza una expresión paroxística en las iglesias de la Toscana más celebradas por las guías turísticas, ante la pasividad o negligencia de las propias autoridades eclesiásticas. Es verdad que a las puertas de los templos suele haber carteles que reclaman respeto al visitante; pero la caterva turística se pasa tales avisos por la entrepierna, que gusta de rascarse sin rebozo y llevar bien aireada, tal vez para aliviarse las escoceduras de las caminatas, tal vez para exhibir su nauseabunda indiferencia. Y así las iglesias se van convirtiendo en zocos de zafiedad impronunciable, donde la luz roja del sagrario tiembla acongojada, como debió de temblar ante las invasiones de los bárbaros.
Pero, mientras la abominación de la desolación campa por sus fueros, aún queda algún irreductible guardián de Dios que no se resigna. En la iglesia de San Agustín, en Montepulciano, un sacristán viejo y acaso impedido, acaso también loco, vigilaba, sentado en una silla al pie del presbiterio, el trasiego de turistas en el templo. Entró una recua, con las consabidas camisetas de tirantes y los pantaloncitos cortos que enseñan los mofletes del culo; y el mulo que parecía capitanear la recua voceó, para recrearse con el eco de la bóveda: «Venga, vamos a hacernos unas fotos aquí». Entonces el sacristán, poseído por esa virtud cristiana hogaño en desuso llamada santa ira (la misma virtud que animaba a Cristo cuando expulsó a los mercaderes del templo y cuando maldijo a la higuera seca), lo increpó desde la penumbra: «Tú, cerdo, vete a hacer fotos a la pocilga de tu casa, donde tu madre te dejará ir vestido como un mamarracho». El mulo entonces titubeó, incrédulo ante la osadía del sacristán loco, incrédulo de que una estantigua semejante se atreviera a cercenar sus sacrosantos derechos democráticos, pero mientras titubeaba el sacristán loco proseguía su retahíla de improperios: «Largaos de aquí con viento fresco, panda de guarros, que no os quiero ver ni en pintura». El italiano campesino del sacristán loco, áspero como un vino mal fermentado, sonaba a gloria bendita, era como escuchar al león de Judá en el día del Juicio Final, separando a las ovejas de los cabritos. Y los cabritos de la camiseta de tirantes y el pantaloncito corto se fueron con el rabo entre las piernas, perseguidos por la santa ira del sacristán loco, que apenas los vio desaparecer del templo recuperó un aire inocente y beatífico, como acariciado por la brisa de la Jerusalén celeste.
Transido de emoción, me arrodillé en la penumbra de la iglesia de San Agustín, en Montepulciano, y rogué fervorosamente a Dios que concediera muchos años de vida a aquel sacristán, y que le mantuviera incólume la virtud de la santa ira. La llama del sagrario resplandecía con un vigor jubiloso e impávido, orgullosa de su celoso guardián.


Juan Manuel de Prada

domingo, 29 de agosto de 2010

Para qué


Hoy iba a misa perdiendo las botas. Creía que era más tarde, pero todavía quedaban más de 5 minutos. El caso es que al llegar a San Pablo (véase la joya arquitectónica), pasaba por allí un minigrupo de turistas, formado por dos chicas y un chaval de unos siete años. La conversación fue la siguiente cuando rocé su espacio vital:

- ¡Menuda fachada! -dijo una de las chicas. Se refería a la iglesia, naturalmente, no a mí.

- ¿Y para qué son las misas? -pregunta el enano, al ver a los que íbamos entrando.

- Pues para rezar. -le respondió la otra.

- Pues vaya rollo. Yo no iré a misa nunca.

Reconozco que con un nivel medio-bajo de instrucción doctrinal, como el que parecía tener la chica, yo no habría sabido ni decirle eso al chaval. Por lo tanto, me sorprendió la capacidad de improvisación de la chica ante una pregunta que, de suyo, era complicada, a la par que interesante. Porque no dijo "qué es una misa", sino "para qué sirve". Toma ya. Ponte a pensar.

Y yo me puse a pensar. "Para qué"... Y pensando vino la respuesta:

  • En primer lugar, para librarte a ti y al resto de la humanidad de una condenación eterna que ya estaba firmada y sellada. ¡Glub!
  • En segundo lugar, para pedir a Dios todo tipo de gracias por intercesión de Jesucristo, que es Quien realmente está dando el callo (con perdón) en la misa, mientras nosotros cambiamos de pie cada medio minuto.
  • En tercer lugar, para darle gracias, cosa muy cortés cuando uno recibe algo.
  • Y en cuarto lugar, para adorarle como Dios. Que no pasa por esto último.
Sigo pensando que la pregunta del chico no era fácil, como para responderle en dos palabras.

Por cierto, me vino de perlas pararme a pensar todo esto en los 5 minutos previos que quedaban para la misa. A veces hay que hacerlo.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Paréntesis veraniego


Bueno, pues como ya iba siendo hora, echo la tranca por unos días; que, como dice una amiga mía, los de hostelería también somos hijos de Dios.

Sed buenos y disfrutad también vosotros.

miércoles, 21 de julio de 2010

Tú lo quisiste


Bueno, no sé con certeza si él lo quiso, pero es que el dicho es así: "Tú lo quisiste, fraile mostén; tú lo quisiste, tú te lo ten". El caso es que el señor en cuestión llegó al hotel muy contrariado por la anulación de su vuelo. No tenía previsto hacer noche, pero las circunstancias le han obligado.

- ¡Todo por culpa de la huelga de estos ***! Si les quitaran el puesto y se lo dieran a otro ya veríamos. Y luego, que vengan los sindicatos a reclamar y que hicieran con ellos lo mismo.

No le contradije porque el hombre estaba muy caliente y agotado, eran cerca de las 11 de la noche y lo que necesitaba ya era marcharse a su habitación, darse una duchita y meterse ricamente a la cama. Pero tampoco le seguí la corriente, y no porque estuviera de acuerdo con los de la huelga, porque no tengo toda la información en la mano para emitir un veredicto a ese respecto, sino porque la huelga es un derecho por el que muchos se desgañitaron hace años hasta perder el sentido. Y este hombre, por los años que tenía, pudo bien haber sido uno de ellos. La huelga, por tanto, es algo querido y deseado (como los hijos "en botella") y si ahora molesta, uno se rasca y en paz.

domingo, 18 de julio de 2010

Un regalo


Los protagonistas de esta entrada no se enterarán jamás que he hablado de ellos. Se trata de un matrimonio maduro que vive cerca de mi casa, clientes de la misma panadería que nosotros; de esos que, cuando el sacerdote dijo en la ceremonia "en la salud y en la enfermedad", se lo tomaron en serio.
Hace un par de años, el marido sufrió un ictus o algo parecido. La consecuencia ha sido lo que podríamos llamar una minusvalía mental, que le hace comportarse con la inocencia de un niño de cinco años. Miguel, el panadero, soporta con paciencia profesional la conversación del hombre. Concha, su mujer, pasa junto a él la mayor parte del tiempo, ya que no puede quedarse solo.
- Concha, Concha, vamos a casa. Concha, vamos a casa. Vamos, Concha, a casa. Venga. A casa. Concha, a casa.
- ¡Ya voy, hijo! ¿No ves que tenemos que terminar de hacer la compra? Anda, calla un poquito.
- Sí, ya me callo, me callo, sí, me callo. Concha, vamos a casa...
Etc. Otro día:
- ¡Panadero! ¡Está ahí la policía! Panadero, la policía, ¿has visto? ¡Está ahí la policía!
- Bueeeno, tranquilo, que no pasa nada. Déjales que hagan su trabajo, que no va con nosotros.
- La policía, la policía...
Y Concha explica:
- Es que cuando se puso malo y le llevaba la ambulancia al hospital, iba la policía delante abriendo paso. Desde entonces, se pone muy nervioso cuando oye bocinas o ve a la policía.
- Concha, vamos a casa...
- Ay, hijos, no sabéis lo que es esto... - susurró Concha en voz baja a los presentes.

El pasado 14 de febrero, Miguel le preguntó en broma:
- ¿Y tú qué? ¿Tienes novia?
- No. Yo tengo a Concha, mi mujer.
- ¿Y ya sabes qué le vas a regalar?
- Sí. ¡Una flor! Porque es mi mujer y la quiero mucho. Y estamos casados por la Iglesia. ¡Y yo a Concha la quiero mucho!

Y Concha, a su lado como siempre, sonreía más ruborizada que un tomate.

miércoles, 14 de julio de 2010

Hablar con propiedad


Para algunos, (no tantos, no nos engañemos) la boda se llama "comprarse un piso".

- Está decidido: fuimos a ver un piso, nos lo hemos pensado y vamos a comprarlo.

La compra del nidito se convierte así en el compromiso formal de amor. Es la decisión final del noviazgo. Algo que rubrica la gran decisión, como si con eso no hubiera vuelta atrás. Dicen que van en serio, que es para siempre y todo eso. Y puede que lo digan en serio, porque hacerse del todo con un piso es cosa de años.

Pero ahora viene, entre otras cosas, la dificultad para referirse al otro cuando hablas con alguien.

- Porque Pablo...

- ¿Quién es Pablo?

- Mi novio.

No. Pongamos las cosas claras. Según el diccionario de la RAE, un novio es un tipo con el que salgo (más o menos). En cuanto me voy a vivir con él, deja de ser mi novio. Si ha habido boda, será mi marido. Y si no la ha habido, será mi concubino*. Pero ha dejado de ser novio. Lo digo porque no deja de ser curioso lo poco que se usa esta palabra, "concubinato", sobre todo por los que lo practican. Cuando encuentro esa resistencia en alguien, me hace pensar que, en el fondo, no se ha librado del todo de su conciencia.

Lo divertido será cuando cumplan 70 años y sigan hablando de novio y novia. Una lástima que no lo vayamos a ver. Sobre todo porque para soportar 50 años las manías, el mal humor, la sordera, el pis que se va (con perdón, pero a determinadas edades ya se sabe), las gracias sin gracia, las ausencias sin explicación, el desorden del armario, las dificultades económicas, la enfermedad, la disparidad de opinión, etc, de alguien, ese alguien es marido o esposa. En la próxima entrada, un ejemplo vivo sobre esto último.

* Este término hasta ahora existía sólo en femenino, pero está prevista su aparición en la próxima edición del Diccionario.

martes, 13 de julio de 2010

Ahí os querré yo ver

"El patriotismo no es un breve y frenético estallido de emoción, sino la imperturbable y constante dedicación de toda una vida".
Adlai Stevenson.


viernes, 9 de julio de 2010

El chantaje

Momento en que Paul decide dar cuenta del mejillón español

Según fuentes estrictamente confidenciales, Paul se ha visto seriamente presionado en estos últimos días a dar un veredicto favorable al equipo español. Ya se hablaba en medios informativos alemanes sobre la mejor manera de cocinar a Paul, ya que se ha pasado al enemigo tras vaticinar la derrota de su país. Ahora conviene estar a bien con los españoles, ávidos devoradores de pulpo en sus distintas especialidades. Así, si la selección no consigue la victoria pese a las profecías de Paul, éste quedará en la memoria como un simpático cefalópodo. Y si nos llevamos la Copa, todavía más. Pero que por el pulpo no quede.

martes, 29 de junio de 2010

Inauguración de CIDEVIDA

Las autoridades llegaron puntuales, curiosamente (ejem...)

Anteayer fue inaugurado el centro CIDEVIDA, Centro Internacional para la Defensa de la Vida Humana. Asistieron al acto unas 500 personas, y como el lugar no es muy amplio, nos apiñábamos como podíamos. Os invito a que os paséis por su web http://www.cidevida.org/
Está situado en Tordesillas (Valladolid), lugar de mucha vidilla, por cierto.

La primera exposición está dividida en 4 partes: Lo que enseña la ciencia, Lo que enseña el derecho y la historia, Memoria del otro holocausto y Motivos para la esperanza.

Estará abierto todo el año y la entrada es gratuita.

martes, 15 de junio de 2010

Jóvenes on line


Es el nombre de la nueva web dirigida sólo, única y exclusivamente a menores de 30 tacos. Los demás sólo entran como invitados. Ejem...
Pasad, pasad. Creo que están en jornadas de puertas abiertas y todo huele a nuevo y limpito. Ser líder, superar retos, un montón de enlaces interesantes y la posibilidad de dejar tu huella (que no cagadita, con perdón) en el foro-muro son algunas de las partes en que está dividida la web.
Se admiten todo tipo de sugerencias constructivas.

martes, 8 de junio de 2010

Dégénération

Lo pone don Enrique en su blog, pero yo no puedo por menos y me lo traigo aquí. Hay que verlo, antes de que lo eliminen de youtube por subversivo:

martes, 18 de mayo de 2010

El 13 de Mayo

La Virgen ha ido a buscar a Jesús el día 13 de Mayo, a las 8 de la mañana. Me la imagino entrando de puntillas en la sala de prematuros, para no despertar al resto de los bebés. Jesús notaría cómo lo tomaban en brazos, lo recibían con un beso, y se lo llevaban a Casa.

Os aconsejo que leáis las últimas entradas del blog que han llevado sus padres estos días. Para ellos, nuestras oraciones. Y para Jesús, un encargo: el de velar por todos aquellos bebés que esperan un indulto de última hora de sus madres en el corredor de la muerte.


Ésta es la manita de Jesús, agarrado a su padre

Blogger pide la contraseña 2 veces

Como el cartero, que llama dos veces. Podría ser que fuera verdad, que siempre me equivocara la primera vez, pero no. Hoy les he pillado.

Resulta que, de un tiempo a esta parte, cada vez que hacía un comentario en un blog, a la primera siempre me decía que "contraseña incorrecta" y tal. Bueno, pues para probar si era verdad, hoy la he escrito primero en word, la he copiado de ahí (CTL+C) y la he pegado (CTL+V) en la ventanita de identificación de Blogger. Contraseña incorrecta. Vale. La vuelvo a pegar (sin copiar esta vez, o sea, llevando lo mismo de antes y sin cambiar el usuario) y ahora me la da por válida. Muy gracioso. El caso es tocar las narices al personal.

Qué gente, de verdad.


domingo, 16 de mayo de 2010

Con las botas puestas


Eso dice nuestro amadísimo entrenador que vamos a hacer hoy: morir con las botas puestas. Debe de haberlo dicho en varios medios de comunicación, ya que ha conseguido quitarme el primer puesto de Google en la búsqueda con el nombre del blog.
Bueno, pues a ver si, por lo menos, es verdad que vendemos cara nuestra piel.
He dicho.

domingo, 9 de mayo de 2010

Puntitos insignificantes

Esto corre el riesgo de convertirse en un videoblog, lo sé. Pero no me resisto. Esta conversación de "El tercer hombre" me trae a la memoria algo, no sé qué es...


jueves, 6 de mayo de 2010

Luchar por la vida

Eso es lo que está haciendo Jesús en estos momentos. No le conozco, ni a sus padres tampoco, pero me han caído simpáticos. Es éste su tercer hijo y ha nacido con 23 semanas de gestación. Han abierto un blog en el que van contando paso a paso la evolución del bebé. La de los niños prematuros es una situación angustiosa, en la que a cada momento puede cambiar el pronóstico. Así que ya sabéis lo que tenemos que hacer.

domingo, 2 de mayo de 2010

El vídeo del mes

Como cada mes, el vídeo de la columna ha cambiado. Iba a poner uno parecido, pero me he decidido por este otro. Me impacta mucho, y me gusta, ver sacerdotes jóvenes. Les gritaría: "¡Bravo! ¡A por ello!" Ahí están entregados con todas sus fuerzas, que aún son muchas. Pero, ¿qué decir de los que, físicamente, ya no las tienen y siguen en primera línea? Que no hace falta que digan nada. Se aprende de ellos sólo con mirarlos.
Y ahora os invito encarecidamente a ver el vídeo.
Ah, y un consejo sobre esto de los vídeos, que la gente me dice que se les entrecorta: poned a funcionar el vídeo y seguidamente dejadle en "pause". Dejad que vaya corriendo el termómetro rojo y cuando haya llegado a la derecha del todo, picad play otra vez y así ya irá todo seguido. Any questions? ;-)

jueves, 29 de abril de 2010

Y ahora uno serio

Kike Gómez Haces, empresaria Ovetense de armas tomar, como el resto de su familia, da toda una lección de carácter en esta entrevista realizada hace tan sólo unos meses.
Kike falleció la semana pasada, a causa de un tumor cerebral, después de un año entero de lucha con su enfermedad.
Desde aquí nuestras oraciones y ánimo para sus hermanos y madre, que ya ha visto fallecer a tres de sus hijos.


¡Hasta el último aliento!



miércoles, 14 de abril de 2010

¿Que por qué pongo ahora este video?

Últimamente oigo mucho, sobre todo en bocas "cincuentenarias" o más, el ya rayadísimo disco de "eso era antes", "ahora es así", o incluso "es la moda", refiriéndose al matrimonio en el primer caso, y a los apareamientos previos o sustitutivos en el segundo y en el tercero.
Es curioso que estas expresiones provengan de personas que, en su mayoría, han tenido un matrimonio que se puede calificar de feliz, en el que no hubo necesidad alguna de hacer pruebas ni prácticas previas, para ver cómo funcionan las cosas y tal. O para ver si éste me sirve o si ésta me va bien, como quien prueba el coche antes de comprarlo, vaya. Tras un periodo de conocimiento en el que no hay necesidad de probar nada, creyeron el uno en el otro y se lanzaron juntos al ruedo. ¿Por qué ahora sus hijos no son capaces de hacer lo mismo? Me temo que algo ha fallado, pero no en su matrimonio, sino en la educación que dieron a sus vástagos. La justificación que hacen de la conducta de sus hijos casaderos apenas puede ocultar un regusto amargo, el de aquél que preferiría ver cómo pisan fuerte en la vida, en vez de tambalearse con inseguridad en la cuerda floja, sin ser capaces de apostar seriamente por la persona de la que dicen estar enamorados. Y eso no es moda, queridos. Es miedo. Más miedo que once viejas.
Lo del matrimonio era "así" antes, y ahora también. Y vivir juntitos a ver qué pasa sigue llamándose amancebamiento. Y tiene bastantes siglos de antigüedad, de moderno nada, señores.

Por eso pongo como ejemplo la historia de Pablo y Patricia, una entre un millón como ellos.



miércoles, 7 de abril de 2010

No me gustas, Clemente

Así que ahora vienes a pedir limosna al Real Valladolid. Porque no me digas que haces un favor. Vienes porque no tienes nada, Clemente. No te quieren en ningún sitio. Y claro, cuando hay sed no hay agua sucia. Es lo que deben de haber pensado también los directivos del Real Valladolid cuando te han contratado.

Sí, tenemos sed. Se admite lo que sea para intentar sanarla. Incluso a ti.

Pero no me gustas. Aunque consiguieras salvar al Pucela del descenso en un acto heróico de rapidez. ¿Crees que hemos olvidado quién eres? ¿Crees que olvidaremos fácilmente aquel día en que, siendo entrenador del Betis, hiciste aquel trapicheo en los despachos para robarnos un partido que os habíamos ganado en el campo de batalla? Aquel día caísteis demasiado bajo tú y tu equipo. ¿Harás lo mismo ahora? Si es ésa tu intención, te aviso que en Castilla tenemos vergüenza torera.

No me gustas nada. Ni siquiera he querido poner foto tuya en el blog. Cuando he recibido el periódico esta mañana y te he visto en portada, lo he condenado a permanecer boca abajo mientras yo esté presente.

Ya sé que todo esto te importa un pimiento, igual que te importa un pimiento el Real Valladolid, la afición y tantas otras cosas. Ya sé que has venido porque no tenías otra cosa entre manos, y no me extraña, la verdad.

Aunque nos salves del descenso, aunque la próxima temporada nos lleves a la UEFA, o a la Liga de Campeones o al lucero del alba, no me gustas, Clemente. Es mejor caer bajo en la clasificación que caer tan bajo, donde tú caíste.

domingo, 4 de abril de 2010

En la vigilia del sábado santo


La iglesia de Santa María Magdalena es famosa por su descomunal escudo

La iglesia de la Magdalena es una de las más tradicionales de Valladolid. La atienden un par de sacerdotes nuevecitos, recién salidos del horno (¡qué ricos!) Decidieron hacer el rito del cirio en la parte de fuera de la iglesia, en lugar de en el atrio, como era la costumbre. Los del bar de enfrente a lo suyo, nosotros a lo nuestro. Diez menos cuatro de la noche. Emoción. Fuego. Nos íbamos colocando.

- Tenga cuidado con las escaleras.- advirtió uno de los sacerdotes a una anciana señora que se aproximaba demasiado al borde.

La hija de la anciana se retira para dejar sitio a su madre. Mi amiga Rosario se retira para dejar sitio a la hija de la anciana. Yo me retiro para dejar espacio a mi amiga y que la hija de la señora etc, etc... Pero el borde de la escalera no se retiró, permaneció inmóvil y no pude hacer nada, absolutamente nada, sino esperar a terminar mi recorrido como croqueta.

Ay, cómo ha de verse una: socorrida por dos caballeros que, a buen seguro, sobrepasan el doble de mi edad. Pero qué fuerza tenían.

Y la anciana señora, ilesa.

- ¡Maldita sea, se me ha roto la vela!- dije a mi amiga, ya dentro de la iglesia.
- ¡Je! Lo extraño sería que hubiera sobrevivido.

Todavía me duele a babor. Y también me duele el orgullo. ¡Aing!

Feliz Pascua a todos.

jueves, 1 de abril de 2010

Jueves Santo


Oveja perdida, ven
sobre mis hombros, que hoy
no sólo tu pastor soy,
sino tu pasto también.

Luis de Góngora

miércoles, 31 de marzo de 2010

Van llegando


Valladolid es muy desagradecido con sus turistas. En "Pingüinos" hace un frío que revienta los tímpanos y en Semana Santa llueve, un año y otro. Un año y otro. Y otro. Y éste ya estaba tardando. Pero hoy han caído las primeras gotas. Examinamos con ansiedad el color y el grosor de las nubes. ¿Será ésta la única manera de hacernos mirar al cielo? Ejem...
No obstante, hoy han llegado los primeros visitantes, con sus preguntas habituales: ¿Hay hoy alguna procesión? ¿Tiene un programa de semana santa? ¿Estamos muy lejos del centro? ¿Y para dejar el coche?
La pregunta más graciosa la ha hecho una joven madre:
- ¿Tenéis "catedrales" por aquí?
- Bueno... tenemos una.
Estuve a punto de añadir "y gracias", pero no quise menospreciar la buena intención que, seguro, tuvo Juan de Herrera.* Al continuar la conversación ya me percaté de que lo que quería decir era "iglesias".
Mañana tiene que venir la segunda remesa. Seguiremos informando.

* Recordemos que la catedral de Valladolid sigue sin terminar desde el siglo XVI. Pero, con un poco más de tiempo, entre todos lo conseguiremos. Dibujo de lo que debería ser.

jueves, 18 de marzo de 2010

¡Atención!


¡Noticia de última hora!, al menos para mí: ducharse diariamente es perjudicial para la piel.

Lo curioso del caso es que esto sale a la luz en una época, la nuestra, en que la peña se pirra por los baños de sol sin medida, los tatuajes a tutiplén, los piercing (o como se escriba) perforadores de epidermis y demás prácticas que dejan las penitencias cuaresmales a la altura del betún.

Una de dos: o ya no saben qué hacer para convencernos para ahorrar agua o bien, y esto es lo más probable, la guarrería es uno de los vicios que mejor despierta el ingenio para buscar excusas.

sábado, 13 de marzo de 2010

Aborto libre y progresismo


"Si el progresismo no es defender la vida, la más pequeña y menesterosa, contra la agresión social, y precisamente en la era de los anticonceptivos, ¿qué pinto yo aquí? Porque para estos progresistas que aún defienden a los indefensos y rechazan cualquier forma de violencia, esto es, siguen acatando los viejos principios, la náusea se produce igualmente ante una explosión atómica, una cámara de gas o un quirófano esterilizado."

Miguel Delibes, en ABC el 20-12-2007

viernes, 12 de marzo de 2010

In memoriam


Me lo pasé en grande con La hoja roja. El primer libro no juvenil que leí en mi vida fue El príncipe destronado, eso sí, por orden del profe de lengua, que no nos dejaría pasar la evaluación si descubría que nos habíamos saltado esa condición. Unos años más tarde decidí ver de qué iba Mi querida bicicleta, el único libro que habían leído hasta el momento algunas de mis amigas. Me picaba la curiosidad. El camino lo leí, recuerdo bien, en un tórrido verano. Me imaginaba al Mochuelo y sus amigos saltando por los matorrales y pinares entre el mismo calor que estaba yo soportando en aquellos momentos.

No lo conocí nunca personalmente, aunque su casa está a pocos metros del lugar donde trabajo. En estos momentos no hago más que mirar por la ventana a ver si veo movimiento de familiares, amigos y demás, pero está todo la mar de tranquilo. Como siempre. Delibes era un hombre que pasaba desapercibido, perfectamente camuflado entre el resto de jubilados de Valladolid. No se escondía, pero él se encasquetaba su gorra y su abrigo y salía a pasear por ahí con sus amiguetes como si tal cosa, antes de que su enfermedad lo enclaustrase en casa.

Parece ser que la SGAE le había propuesto como Nobel para el 2010. Antes la muerte que tener tratos con la SGAE, sin duda, ni siquiera para recibir un Nobel.

Dicen que van a poner la capilla ardiente en el Ayuntamiento. Iré a echar un vistazo. Y un Padrenuestro.

Descanse en paz.

miércoles, 10 de marzo de 2010

¿Quién sirve a quién?

Aquella fue una de esas clientes inolvidables de las que alguna vez he hablado. Por alguna razón, hay gente que no se me va de la cabeza, por mucho tiempo que pase. Era joven, menos de treinta. Sonriente, simpática, independiente, inquietísima, desordenada. Afirmaba haber empezado a trabajar en relaciones públicas desde que dejó el colegio. Probable, perfectamente capaz. Nada se la ponía por delante. Había venido a Valladolid a impartir unos cursos y después continuaría en Zaragoza, pero antes pasaría por Madrid porque, decía, "una peque de tres años" la esperaba desde hace tiempo.

- La he dejado en el hotel, allí, en Madrid.

- ¿A ella sola?

- No, está bien acompañada, pero no me preocuparía, porque los del hotel ya me conocen. Vivo allí.

- Un momento, me he perdido. ¿Vives en un hotel? ¿De forma permanente?

- Sí. Es que no tengo tiempo para hacerme nada, ¿sabes? Así que paso de tener un piso, que hay que mantenerlo, limpiarlo... Además, me gusta que me hagan la cama.

- Pues con la que está cayendo, no sería difícil encontrar a alguien que se encargase de todo ese trabajo. Harías un gran favor, ¿sabes?

- Ya, pero mira... -se puso hasta seria y todo para decirlo- yo no voy a colaborar en "eso". Yo creo que nadie ha nacido para servir a nadie.

- ¿Y lo de que te hagan la cama?

- Eso es distinto.

- Vaya por Dios.

Y ahora os presento a Mariana Biskina, numeraria auxiliar bielorrusa del Opus Dei, que tendría muchas cosas que enseñarle:

video

domingo, 28 de febrero de 2010

La espada a punto de caer

En mi vida he tenido un examen oral. No, no es ninguna broma ni falta de memoria. Ni en el cole, ni en el instituto, ni en la universidad.... nada. Todo escrito. Con tiempo para pensar y para corregir tonterías antes de que nadie se enterase de su presencia.
Ahora, en la madurez de la vida, me encuentro con el primero. "Lo haréis de dos en dos, hablando entre vosotros sobre lo que yo os diga", nos informó nuestro profesor de inglés. "Lo iremos haciendo poco a poco, un día les tocará a unos, otro día a otros..."
O sea, que encima no sabemos ni cuándo será nuestro turno. Es decir, no sabemos ni el día ni la hora*. Qué agonía.

*Mt 25, 13



Éste es Damocles, un listillo de los de toda la vida. Hoy en día podría ser comunista.

martes, 9 de febrero de 2010

Un ángel ha caído del cielo


Se trata de mi amiga Marisol, que acaba de empezar su blog "El Ángel Caído". Le damos la bienvenida a este mundo de locos (no podía faltar ella) de la blogosfera.

jueves, 4 de febrero de 2010

No me gusta nada...


... poner obstáculos a los comentaristas. Pero a veces las máquinas son unas maleducadas y se meten en lugares reservados para gente de carne y hueso. Así que tengo que solicitar a quien quiera decir algo que escriba la incómoda palabreja antes de publicar.

Con lo que a mí me molesta.

domingo, 17 de enero de 2010

Randy Pausch

No sé si he puesto ya este vídeo, pero aun así merecería la pena repetirlo. Son diez minutos. Poneos cómodos y preparaos a ver y escuchar a un tipo de cuerpo entero.




Y para quien quiera saber más, también escribió un libro titulado "La última lección".

viernes, 1 de enero de 2010

Para niños hasta 160 años

El año pasado fueron los enanitos. Este año la plaza mayor de Valladolid ha sido tomada por un poblado nevado de personajillos polares: osos, pingüinos, esquimales...

De lo más simpático, oigan. Tardé veinte minutos en recorrerlo todo, porque donde menos se pensaba, aparecía una cueva con una familia de personajes, un pequeño lago pesquero, etc.



También había una estación de esquí, con su refugio y todo, con un cartel encima de la puerta que no se ve aquí muy bien, por eso lo he aumentado:



También hay oficina de turismo y puesto de socorro:



Aquí una panda que se lo pasa pipa en el telesilla y un poblado pesquero:



Y por supuesto:




Pero lo más gracioso de todo es la necesidad que sienten los mayores de disculparse por disfrutar como enanos de todo esto:

- Está muy bonito, ¿verdad? Para los niños...

Sí, sí, para los niños...