"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

lunes, 24 de diciembre de 2012

Feliz Navidad


Este San José... ¡No ha querido ponerse en la foto! Dice que tres son multitud y que no quería quitar protagonismo al Niño ni a su Madre. Además, que está así tan guapa que quería asegurarse que la enfocáramos bien. Y de esta manera, con el visto bueno de San José, a todos los amigos de este blog les deseamos Feliz y Santa Navidad.


viernes, 7 de diciembre de 2012

Preparando la mudanza


Bueno, pues salvo cambios de última hora, está decidido: me mudo a wordpress. Avisaré cuando esté todo preparado para que podáis entrar y no lo encontréis todo manga por hombro. También dejaré el enlace aquí un tiempo largo para que los visitantes eventuales se enteren a tiempo antes de cerrar. 
Blogger ha molado cantidad hasta ahora. De veras.

martes, 4 de diciembre de 2012

¿Quién y sobre todo POR QUÉ?

Hoy abro el blog para ver novedades y me encuentro con que hay algunas palabras de mi entrada anterior que se han convertido en enlaces a publicidad. Accedo al html para quitar el enlace intruso y no hay nada. Misterio ¿Quién lo ha hecho? Imagino que Blogger, naturalmente. Pero ¿por qué? Yo no cobro por publicidad, oiga. Dejo claro desde ahora que yo no tuve nada que ver. Y como empiece a ser publicidad que me toque las narices, clausuraré el blog o lo traspasaré, a mi hondo pesar, a wordpress.
He cambiado las palabras por otras y parece que ha desaparecido. Veremos.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Manual del Moroso: el truco de la lavandería

Lo de pedir la tarjeta al cliente nada más pisar el hotel no siempre ha estado tan extendido. Y de hecho, he de decir que no en todas partes se hace. 
Hay compañeras que llevan tanto tiempo atendiendo público que me admira su capacidad para detectar morosos. Esta vez fue nada más hablar con él por teléfono.
- Tiene que venir éste -me dijo-, que ha llamado hace poco y es para una semana. Dice que viene en una hora. Le he dicho que se cobra cada tres días, porque me lo ha preguntado tantas veces que me ha parecido raro.
- ¿Cómo?...
- Sí, es que no sé, "¿cada cuánto hay que pagar?, ¿cada cuánto hay que pagar?"... Ha insistido tanto que me ha extrañado. Así que cuando venga, ya sabes, te lo volverá a preguntar y le dices que cada tres días.
En efecto, el individuo llegó al poco y volvió a preguntar por ello. Traía una bolsa de viaje pequeña, nada más. Hizo el registro y preguntó por una lavandería. Mientras le daba la información, me parecía que no ponía el suficiente interés en recordarlo, pero no le di más importancia.
Sin embargo, la tenía: cuando un cliente sale por la mañana con maletas, llama la atención. Pero si lleva una bolsa no muy grande y el día anterior te ha preguntado por una lavandería, al salir con la bolsa lo que se piensa es que dentro lleva la ropa que quiere lavar. De esta forma, pasó por la recepción, delante de nuestras narices, con el petate hecho y una sonrisa en los labios. Obviamente, no le volvimos a ver.

Hace un tiempo llegó una mujer con intención de alojarse. Al preguntar por una lavandería nada más llegar, se me encendieron todas las alarmas, eché un vistazo a su equipaje y al ver que era la mínima expresión, respondí:
- No hay.
- ¿Que no hay?
- No. En Valladolid no hay lavanderías como tal. Sólo tintorerías. 
- No, tintorería no me interesa. ¿Cómo no va a haber...?
- Como lo oye.
No llegó a efectuar el registro.


lunes, 26 de noviembre de 2012

En boxes


El blog lleva sin moverse unos días, y continuará así hasta el viernes. De vez en cuando hay que ajustar algunas tuercas que se aflojan, poner combustible...

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Testimonio de fe

Este vídeo ha sido proyectado en el VI Simposio San Josemaría. Juan José Padilla nos cuenta cuáles han sido sus apoyos fundamentales en aquel momento crítico en que estuvo con un pie aquí y otro allá: su familia y su fe. Lo hace sin remilgos, sin tontería, con la naturalidad propia de quien lo experimenta todos los días.

 

Sobre la falta de morfología que sale en una de las frases del vídeo, yo no tuve nada que ver. Casi se me vuelven los ojos del revés cuando la he visto.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Manual del moroso (Introducción)

El célebre autor de cómic Manuel Vázquez (Anacleto Agente Secreto, Las Hermanas Gilda, La Familia Churumbel y tantos otros) explicaba una vez en una historieta cómo largarse de un hotel, "no ya sin pagar, ¡qué vulgaridad!, sino cobrando encima". Obviamente, al final de dicho relato, el personaje de Vázquez se despedía del lector desde la celda de una cárcel, donde decía que debía perfeccionar algunos detalles en sus métodos que, al parecer, no eran aún del todo seguros.


Hay muchos tipos de morosos. Casi todos se ajustan a un mismo patrón, pero cada uno le pone su toque personal. A unos, los más, se les ve venir de lejos. Otros, más discretos, dan el pego durante un par de días e incluso una semana. Los hay particulares o empresas, caraduras o que dan tanta pena que incluso se les perdona la deuda (ya veremos por qué), etc. Visto así, perece que todos los días en los hoteles estén desapareciendo clientes sin despedirse. Nada más lejos de la realidad. Me tiene obnubilada lo fácil que es largarse sin pagar de un hotel y los pocos morosos que hay en lista.
De cualquier modo, el ingenio que le echan algunos al asunto no deja de tener su gracia. Por eso traeré aquí en sucesivas entradas las historias más significativas, aquellas que de alguna forma, han dejado un recuerdo. Lo merecen.


jueves, 15 de noviembre de 2012

Manolo Peña, descanse en paz



A muchos no les dirá nada este nombre. Por eso os lo voy a presentar. 
Manolo Peña fue un jugador del Real Valladolid, "la máquina", le llegaron a llamar en alguna ocasión, porque  corría que se las pelaba. Formó parte de la plantilla titular en los años 80, justo cuando a mí me dio una fiebre por el fútbol que me llevó a conocer al dedillo todo lo que se cocía en los terrenos de juego. Ciento cuarenta partidos seguidos sin ver una sola tarjeta dicen mucho de la nobleza de un jugador; pero su mayor hazaña la consiguió el 20 de diciembre de 1987, marcando tres goles en el Camp Nou que llevaron a la victoria al Real Valladolid (2-4). El Barcelona llevaba 2-1 de ventaja y parecía que no había nada que hacer. En éstas, llega Peña y marca tres "perillos" en 18 minutos. ¿Qué queréis que os diga? Pues que todavía lo recuerdo. Jamás un lunes acudí con una sonrisa tan amplia a clase. El delirio me duró unos cuantos días y todavía ahora, al recordarlo, se me hace la boca agua.
En fin, la cosa es que hoy me encuentro en el periódico que ha fallecido a los 46 años. Me he quedado perpleja.
Mi héroe.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Estrategia

Esta gente le da al coco sólo para lo que quiere. Mira tú que van y cortan el tráfico de la plaza Circular de Valladolid. Me explico, para los foráneos: la Plaza Circular no es que sea muy céntrica, pero en ella confluyen varias calles que todas las mañanas distribuyen montones de trabajadores hacia puntos muy diversos de la ciudad. Total, que todos los días tiene un ambientazo de abrigo. Pues la han cortado, y allí estaban con las banderas y demás. Sí, señor. ¿Para qué más piquetes? Esto es mucho más efectivo. Cortas  el tráfico de un punto neurálgico como éste y como poco consigues que la peña llegue tarde a currar, si es que llega. Buena estrategia, chicos. No me suena de otras huelgas, al menos. Yo creo que es nuevo. 
A ver si pensáis también para otras cosas.
Eso sí, lo de la silicona en las cerraduras sigue vigente, por lo visto, menos en los bares.


No he encontrado una foto digna de la Plaza Circular para poder presentárosla, así que en su lugar os traigo  la Plaza Zorrilla, con la Academia de Caballería de fondo.

martes, 13 de noviembre de 2012

Vamos a ver...


¿Qué entendéis vosotros si os llaman a la habitación de un hotel y os dicen: "por favor, retire el coche de la puerta, que está estorbando la carga y descarga de los demás clientes?" Os voy a decir lo que entiendo yo, a ver si coincidimos. Significa bajar en seguida abrochándose el cinturón por la escalera si es necesario, pedir disculpas (porque he metido la pata, he aparcado donde no debía) y llevarse el coche. Total, pon como mucho diez minutos.
Ahora os voy a decir lo que sucedió. Los dueños del coche, después de un "ahora voy" por teléfono, se ducharon (probablemente) y vistieron, hicieron las maletas, subieron y bajaron varias veces y cuando ya estaban abajo con todo, ¡se metieron en la cafetería a desayunar!
Luego dirán que me enfado. ¿Qué pensáis que es, pachorra inocente o tomadura de pelo pura y dura? Se admiten opiniones. Porque luego encima estos son de los que llenan internet de improperios hacia un hotel porque les despertaron, les dijeron, y bla, bla, bla...

sábado, 10 de noviembre de 2012

Un mensaje


Llego a la recepción y después de unos minutos descubro un papelito desplegado, escrito a lápiz:
"Gracias por una agradable visita". Abajo firmaba sólo con el nombre y dibujaba una carita sonriente.
- ¿Y ésto? -pregunto a la compañera.
- Lo ha dejado esta mañana en la habitación la chica que ha estado en la... 204, creo. Qué mona, ¿verdad?
- 204... Ah, sí.
Me sonreí. Había llegado el día anterior sólo para una noche y salía de madrugada porque tenía un vuelo temprano. Era joven y muy agradable. Recuerdo que se hizo un lío al entrar por la puerta de la calle y tuve que salir a ayudarla. Ella sonreía, un poco avergonzada por su torpeza. En el escaso tiempo que hablamos me di cuenta de su buena educación, sencilla, sin tontería y con una sonrisa de fondo. Una persona fácil de contentar. Subió a la habitación y no la volví a ver. Para mí que se metió al sobre nada más llegar.
Teniendo en cuenta que no hablaba ni papa de español, me la imagino consultando el diccionario para poder escribir el mensaje del papel.
En fin, diréis que es una cosa sin importancia. Pero me gusta comprobar lo fácil y útil que es agradecer las cosas, los servicios bien prestados, aunque hayan sido remunerados.

martes, 6 de noviembre de 2012

Palabras mágicas: por favor, gracias


Leo en el periódico local que Oña, localidad que ha acogido la XVII edición de las Edades del Hombre, se ha despertado este lunes como de un sueño. Durante los cinco meses que ha durado "Monacatus", el encantador pueblecito burgalés no ha dejado de recibir autocares llenos de turistas que, después de visitar la exposición, paseaban por sus calles, admiraban los alrededores y se refrescaban el gaznate en los tres o cuatro bares que hay. Ahora, recogidos los trastos y de vuelta a la normalidad, sus 800 habitantes se preguntan si alguien más se volverá a acordar de ellos o quedará todo en nostalgia.
Me llama la atención el comentario de Andrés Saiz, propietario de uno de los bares. Dice que "El nivel de los turistas ha sido espectacular, de los que pedían las cosas por favor". Muchas gracias, don Andrés, me siento halagada. Yo también disfruté mucho en mis dos visitas. También espero que ahora el pueblo no se duerma. Dicen que tienen la mejor pista de parapente de España y a eso tienen que sacarlo partido.
Para quien quiera disfrutar en un rato libre, dejo este enlace. Es una maravilla.

viernes, 26 de octubre de 2012

Dónde están los curas


No me gusta enlazar sin más, pero creo que este artículo es tan claro que añadir algo sobre él sería destrozarlo:
Dónde están los curas, de Salvador Sostres.


domingo, 21 de octubre de 2012

Casi se marcha sin decirlo

No, ésta no soy yo

Es una delicia cuando la gente se marcha del hotel diciendo lo a gusto que ha estado.
- Está todo muy nuevo -decía la señora- ¿O es que está recién reformado?
Yo creía recordar que la reforma de la zona donde estuvieron ellos se había hecho hacía unos tres años. A ella le pareció mucho.
- Pues está bien conservado. Tenéis buenos clientes, que lo cuidan.
- Lo único -decía el marido- es que hemos pasado un poco de calor. No hemos querido tocar los radiadores por si acaso.
- Nosotros no somos muy de calefacción -decía ella.
Seguimos hablando un poco más acerca de la temperatura interior y exterior y al final, cuando ya se iban...
- "Pa" eso somos de Bilbao.
Detuve la risa justo a tiempo.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Ayer la poli me ayudó


¿Veis? Igual que digo una cosa, digo también la otra. Ayer fui víctima de unos de esos tipos/as que aparcan sin pensar en los demás. Salgo del trabajo a las 12 de la noche y me encuentro con que no puedo entrar en mi coche porque el colega de la izquierda (estábamos en batería) ha puesto sus... digo, su vehículo, a tres centímetros del mío. Ni un alma por la calle. Decido llamar a los municipales. A lo mejor hasta interrumpen su partida de mus y me hacen caso y todo.
Tardan en contestar, pero al fin...:
- ¡Policía!
Ay, madre. No sé si seguir. Finalmente les cuento el caso.
- ¿Y no puede entrar por la derecha tampoco?
Les explico que mi precaria condición física no me permite hacer contorsionismo, y menos en un coche en el que, entre asiento y asiento, está la palanca, un contenedor de cd's y un reposabrazos.
- De acuerdo, le enviaremos una patrulla.
Al llegar y ver la situación, con cara perdonavidas (también hay que decirlo), me dice uno de ellos:
- Si le parece, yo le saco el coche.
- Me da igual cómo lo haga, sólo quiero irme a casa cuanto antes. Y en mi coche.
Así que le tendí la llave (con Manolo colgando, que sigue ahí) y en dos zancadas el tío se plantó desde la derecha en el asiento del conductor. Un cincuentón. Lo demás, obviamente, fue coser y cantar. Para él no hubo obstáculos: ni contenedor de cd's, ni palanca, ni reposabrazos, ni gaitas. Para él fue muy fácil. Pero yo no podía hacerlo.
Me llevo bien con mi "invitado imprevisto"*. Hasta el momento me permite hacer una vida casi normal. Pero cuando me hace notar su presencia, a veces hasta me humilla. Porque, repito, el tipo que entró en mi coche ya no cumplía los cincuenta tacos.

* El "invitado imprevisto" al que enlazo es bastante más grave que el mío, pero también es imprevisto. Al menos, yo no lo llamé.

martes, 16 de octubre de 2012

Desenmascarar a un adivino


Una tontadilla rápida....

video

Bueno, se supone que es un vídeo. Lo digo porque a veces estas cosas ni se ven.

domingo, 14 de octubre de 2012

Razones para creer

Bueeeno, vale. Antes de plantar aquí este vídeo voy a declarar que lo he pillado en el blog de Miriam.
Me ha parecido muy curioso. Cotelo tiene buena mano para estas cosas.
Alguien dice en el vídeo que creer en Dios es la respuesta fácil a todo. No es la primera vez que lo oigo, pero yo no creo que sea una respuesta tan fácil. El que dice que Dios existe tiene que vivir conforme a ello.

sábado, 6 de octubre de 2012

El Concierto

Acabo de ver "El concierto". Es entretenida, mezcla de comedia y drama y deja buen sabor de boca a todos aquellos que odiamos el comunismo a rabiar. Sin embargo, entre todos los detalles hay uno que me ha parecido excelente: el papel de la esposa del protagonista. No sé vosotros, pero yo empiezo a estar hasta la boina de los papeles de esposas abroncadoras, decepcionadas, avinagradas y derribamatrimonios. Ha sido de lo más refrescante ver a una mujer que, no sólo no echa la culpa a su marido de su mala suerte ni de la desgracia familiar, sino que lo apoya incondicionalmente. Y menudo carácter tiene, la señora. Lo veis aquí desde el minuto 4:40 hasta el 6, aproximadamente. Su marido el de su derecha.



miércoles, 3 de octubre de 2012

Comer para creer


- ¿Estás pensando en ponerlo en el blog?
- ¿Qué....?
La primera vez no hice mucho caso, yo seguí dando cuenta de mi "Deconstrucción de atún con tomate y patatas" que tenía delante y Begoña continuó su conversación por otro lado. Nos encontrábamos un grupillo comiendo en el restaurante de prácticas del Colegio Alcazarén. Cuando pagamos la cuenta y levantábamos campamento, Begoña insistió:
- No, que digo que si no vas a poner ninguna referencia en internet sobre esto.
Teniendo en cuenta que Begoña, además de profesora del Colegio, es una de mis cinco o seis fieles lectoras (que no comentarista) y estaría feo disgustarla; teniendo en cuenta que la comida estaba de diez y habría sido una injusticia no decirlo; y teniendo en cuenta que hace mucho que no digo nada del colegio, he decidido dejar aquí huella de lo que ha sido mi mediodía de hoy.
El Colegio Alcazarén, como ya he dicho en alguna ocasión, imparte los ciclos de Cocina y Alojamiento y los miércoles tiene restaurante en prácticas, al que puede asistir cualquiera ajeno al colegio, previa reserva. Las alumnas sirven el comedor, lo cual les sirve de adiestramiento para lo que va a ser su trato con el cliente. Hoy era su primer día y estaban nerviosas.

Supongo que si digo que he comido bastante mejor que en muchos restaurantes pensaréis que estoy exagerando. Así me sucedía a mí antes de venir. Me lo dijeron y no lo creía. No voy a entrar en detalles, porque no me gusta alargarme. Por eso voy a dejar que lo oigáis directamente del público en este vídeo.
Habla también Felisa, una de las profes de cocina. Por cierto, ¡cómo manda!


martes, 2 de octubre de 2012

2 de octubre: los Ángeles Custodios


Antiguamente, al parecer, era el día en que la policía celebraba su fiesta. Lógico: les unía la similitud de ser guardianes y custodios ante el peligro, en su caso del ciudadano honrado.
Pero ya no celebran esta fiesta. Lógico.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Taxistas veiteañeros


No deberían existir. Tajante.
A ver: ¿quién no ha dejado el coche en doble fila alguna vez para que alguien se bajara? Que tire la primera piedra.
Pasaron unos cuantos vehículos SIN DIFICULTAD ALGUNA, ni siquiera disminuir su velocidad. Entre otras cosas, porque la calle tenía dos carriles en el mismo sentido. Llegó el taxista veiteañero, chulo de mierda, y tuvo que pasar a bocinazo limpio. Como yo contestara, volvió a las mismas, esta vez con gesto manual por fuera de la ventanilla. Continuamos así hasta que nos perdimos de vista. ¿Os imagináis?
A lo mejor el chico estrenaba hoy pito.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

De tal madre...

Al llegar al trabajo, la compañera del turno anterior me comenta las incidencias.
- Tienen que llegar los de esta reserva. Parece ser que ella es menor de edad y viene con su novio, así que ha llamado su madre para decir que trae autorización y para darnos los datos de su tarjeta de crédito, porque aunque la chica trae la suya, prefiere que no la cobremos a ella. Ya le dije que podía pagar en efectivo, pero dice que como es menor, no quiere que lleve mucho dinero encima. En fin, bueno, que cobres por esta otra tarjeta. De todos modos, si es menor para llevar mucho dinero por ahí, también lo será para viajar por su cuenta, digo yo.
Y para jugar con el noviete.


miércoles, 22 de agosto de 2012

Espacio de salud, espacio de respeto *

Visualicemos la situación: zona de hospital de día del Clínico de Valladolid; dos de la tarde; casi todos los pacientes han terminado sus tratamientos y han regresado a casa; en la sala sólo queda una paciente terminando el suyo (servidora), unos cuantos sillones vacíos y la enfermera que cuida la sala.
De repente entra la enfermera de la consulta de Neurología. Se dirige a la enfermera de la sala y delante de mí, una completa desconocida, tienen la siguiente conversación:
- ¡No lo entiendo, de verdad! ¿Te acueras de N, ése con esclerosis que bla, bla, bla...?
- Ah, sí.
- Pues ahora dice su mujer que no la hemos avisado que su marido podía acabar así, que no se lo hemos explicado. Y mira que se lo hemos dicho veces: que la esclerosis puede "degenerar en un deterioro cognitivo". "Deteriorio cognitivo, deterioro cognitivo...". ¿Cuántas veces se lo hemos dicho, Marta? Pues ahora, que su marido está como una chota**, dice que no se lo habíamos dicho. 
Qué poco tacto, Dios mío. A saber lo que entendió la señora por "deterioro cognitivo". Le expliqué después a Marta el caso (real, y que ahora muchos cuentan como chiste) de aquella mujer que pretendía endosarle a su marido 102 galletas en el desayuno, porque en el papel del régimen ponía "café con 1 ó 2 galletas". Si a esa señora le hablasen de deterioro cognitivo, no quiero ni pensar lo que interpretaría.
- Hombre, yo creo que Josefa se lo explicaría bien...
- Yo no lo apostaría.

(*) Título de la campaña de SACYL para evitar agresiones a los profesionales sanitarios. Por lo visto, es unidireccional. Si son ellos los que te sueltan una insolencia, te humillan con su fina ironía o te mandan a freír espárragos, no pasa absolutamente nada.

(**) Qué finura, qué delicadeza.



martes, 14 de agosto de 2012

Una pregunta fácil



Primer día de trabajo después de vacaciones. A primera hora de la mañana baja una madre treintañera o más con su renacuajo de unos dos años para entregar la llave.
- Oiga, ¿sabe qué fiesta es mañana?
Una mezcla de indignación y orgullo recorrió mi cuerpo. Creo que hasta me puse más alta para decir:
- La Asunción de la Virgen. Fiesta en toda España.
- Ah, en toda España, ¿eh? Ya, ya...
Se despidió y salió a la calle.
- A ver si piensas que, como es tu cumpleaños, todo el mundo tiene que saber qué fiesta es el 15 de Agosto. Además, te has colado: en Tenerife no es fiesta.
- No, Alfonso, no. Es que a veces pienso que hay a quien le encanta mostrarse ignorante en asuntos religiosos, como para que se vea que ellos no tienen nada que ver con ese tipo de cosas.
- Anda, ya.
- Que sí.

jueves, 9 de agosto de 2012

¡Ojo!


Sigo aquí y no me olvido de nadie, que conste. De hecho, de vez en cuando me doy una vuelta por el bloguerío y, si se me ocure algo que decir, lo comento. Por lo demás, estoy ventilando mi cabeza, que siempre viene bien. Pero sigo aquí, ¡y os veo a todos!

domingo, 22 de julio de 2012

Humillación

A veces pasan estas cosas. Resulta que estaba tan tranquila en el hotel cuando de pronto:
- No hay internet.- dije
- ¡¿Que no hay internet?!
Alerta naranja. Que falle internet quiere decir no poder controlar las reservas on line y no acceder al correo electrónico, además de dejar sin servicio wifi a los clientes.
Me puse a buscar el fallo. No es mi obligación, pero me toca las narices un montón que los cacharros se burlen de mí. Ya había pasado en otras ocasiones y, modestamente, conseguimos encontrar el fallo antes de que viniera el técnico. Y esta vez no podía ser menos. ¿Así, de buenas a primeras, no tenemos internet? Pues no. Revolveré Roma con Santiago y encontraré el fallo. Menuda soy yo. ¿Será el router? ¿El servidor? ¿Se habrá borrado la configuración?
Pero mi turno se acababa y el fallo no aparecía. Finalmente:
- Creo que hay que llamar y que vengan a mirarlo.
Al regresar por la noche ya estaba arreglado, pero el técnico seguía allí. Pregunté si es que se había dado mal la cosa. Lo curioso es que la compeñera me respondió con naturalidad, sin un ápice de sorna, casi con inocencia:
- No, éste está aquí por otro asunto. Lo de internet era que estaba mal enchufado a la pared.
- O sea, has apretado el conector de la pared y ya, ¿no?
- Sí.
- Bien...

martes, 17 de julio de 2012

Mira a ver qué rastro dejas

Este título tan extraño viene a cuento de una misa a la que he asistido recientemente y por accidente. Para mí era una misa ordinaria, fui allí como podía haber asistido a otra iglesia, pero había más gente de la habitual, totalmente desconocida para mí. Por lo visto, era ofrecida por alguien fallecido recientemente. Al final, el joven sacerdote que había oficiado dijo algo parecido a esto:
- Antes de terminar, quiero decir algo que me ha llamado la atención: la actitud recogida que habéis tenido durante la misa, cuando lo habitual, por desgracia, es que en los funerales los asistentes permanezcan distraídos, no comulguen o ni siquiera contesten a las advocaciones. Todo lo cual indica de algún modo que sois gente de fe. Yo no conocía personalmente a N (el difunto), porque como podéis ver, estoy sustituyendo al párroco. Pero viéndoos a vosotros, a la gente que le rodeaba, puedo hacerme una idea de cómo era N. Quiero decir todo esto porque, cuando uno se presenta ante Dios, parte de sus "buenas credenciales" van a ser las personas que ha dejado en la tierra.

Me acordé del punto Nº 1 de Camino.

viernes, 6 de julio de 2012

Papá, ¿para qué sirven las piedras?


Tendría por ahí siete años cuando le disparé esta pregunta a mi padre sin avisar ni nada y sin venir a cuento, en plena comida familiar. Me miró, supongo que creyendo haber entendido mal:
- Las... ¿piedras?...
La cosa tenía su sentido. Esa mañana, en el cole, nuestro profe había reñido a unos chavales por haberse lanzado piedras unos a otros. Lo que en tiempos de mis abuelos se llamaba "un canteo", vamos. "Hoy tenemos canteo con los de San Pedro*", se decía, más o menos, por lo visto. El caso es que uno de los argumentos del profe me llamó la atención, porque dijo que las piedras no servían para tirárselas unos a otros. Entonces, me pregunté, ¿para qué podían servir? ¿Serían tan inútiles como para estar siempre en el suelo sin hacer nada? Durante la comida de ese día, la cuestión aún me daba vueltas en la cabeza y como no llegaba a una conclusión, decidí preguntar. Me explicó, entre otras cosas, que servían para construir.
Ahora descubro esta imagen en facebook, me acuerdo de la anécdota y comprendo lo bien que le habría venido a mi padre para poder dar una respuesta más amplia a mi afán de conocer.
Lástima de faltas de ortografía.

* Un barrio de Valladolid, se entiende.

lunes, 2 de julio de 2012

martes, 26 de junio de 2012

Me he quedado de piedra

Sé por teoría que estas cosas suceden. Internet es un pirateo continuo. Pero comprobarlas con los propios ojos no deja de sorprender.
Resulta que voy a abrir la página de yahoo para acceder a mi correo electrónico. Pongo en la barra de direcciones la URL: yahoo.es. Le doy a intro y, ¿qué me sale? En lugar de la web de yahoo me sale una búsqueda de Google de la palabra que tenía como contraseña hace unos dos años. Una palabra que yo no había tecleado para nada, porque ya no la uso como contraseña.
Cosas veredes, amigo Sancho...

domingo, 24 de junio de 2012

Uno menos... o uno más.

Hoy por la mañana fallecía D. José Antonio Íñiguez, sacerdote numerario del Opus Dei, vinculado a Valladolid desde al menos veinte años. Seguro que más.
Todos los que le hemos oído predicar recordamos, medio en serio y medio en broma, una idea que traía de vez en cuando a cuento de cualquier cosa en su predicación: el Juicio Final, que, según él, se presentaba "interesantísimo". Se regocijaba recordando que ahí se iba a saber tooodo, todo, todo. Los más grandes misterios de la humanidad iban a quedar al descubierto. Pero también todo aquello que con tanto cuidado nos hemos molestado en tapar, en nuestra vida cotidiana, quizá por demasiado humillante...

Decía que a él lo que le imponía respeto era el Juicio Particular, porque ahí era donde íbamos a conocer nuestra nota. El Juicio Final tan sólo la hace pública.

Un día nos contó lo siguiente:
- Yo le he pedido a Dios una cosa, que supongo que me la concederá, porque no creo que se la haya pedido mucha gente: que antes de empezar el Juicio Final, me permita ir saludando a todos aquellos a los que les he hablado del asunto, para ver si se lo habían creído o no. Así que ya sabéis: cuando estemos allí ya todos preparados, y veáis que no empezamos, que sepáis que es por mí, que tengo que terminar de veros a todos.

Sin embargo, que nadie piense que le gustaba meter miedo. Nada más lejos de la realidad. No quiero dejar de mencionar otra de sus particularidades, para mí de las más sobresalientes: esa palabra oportuna y certera, esa capacidad para hacer ver las cosas en su justa medida y nada más. Nunca pasa nada, nada que Dios no tenga controlado.

En fin, como decimos por aquí, que nos espere allí muchos años.

jueves, 21 de junio de 2012

El espejo

Me parto con el espejo que hay a la entrada de uno de los pasillos del hotel. La gente sale ya arregladita de su habitación, como corresponde; pero volverse a colocar el flequillo o darse el último toque frente al espejo del pasillo es inevitable. Porque claro, los colegas tardan en salir y hay que hacer algo. "Y mira que hemos quedado a y diez", y todo eso. Se sientan. Se miran los zapatos. Se levantan y vuelven a retocarse. Ellas se estiran el minijersey y ellos se manosean las puntas de la sesera. Es una buena idea ese espejo ahí, al abrigo de todo. Tranquiliza los nervios de las esperas.
Total, nadie les ve. Tan sólo la cámara de zonas comunes, conectada con recepción y de la que, aunque no está escondida, nadie se acuerda nunca. Pero nadie. Tampoco el "guaperas" que practicaba sus estiramientos y posturitas al amparo de la soledad. Hasta que descubrió al espía. Desde lo alto de la pared, en un rincón, la cámara había sido testigo. De forma inmediata recobró su compostura. La incógnita ahora era saber si alguien habría estado observando hasta ahora al otro lado de los cables. Se dispuso a comprobarlo y se acercó disimuladamente a recepción, para observar al personal, que también había recobrado la compostura.
Como podéis imaginar, no habíamos visto nada.
Ay, qué monde.

miércoles, 20 de junio de 2012

No sé por qué...

...Pero siento un gustirrinín especial cuando los clientes me llaman por mi nombre. Al principio me resultaba extraño que me lo preguntaran, pensaba que era para poder pedir cuentas a la gerencia si algo salía mal ("ha sido Altea", y tal). Me daba repelús decirles cómo me llamaba. ¿A qué venía esa familiaridad?
Ayer, unos clientes extranjeros terminaban su estancia. Se despidieron respetuosamente, dieron las gracias por todo y al oír mi nombre en sus labios, mi sonrisa pasó de ser meramente matutina y "profesional" a ser espontánea.
Qué cosas.

domingo, 17 de junio de 2012

"Somos de primera"

Lo ha conseguido: ha subido a primera. En el "play off" y por la mínima.
- ¿Quién?
- He dicho en el play off y por la mínima. ¿Tú qué crees?
- A ver si ahora te vas a quejar, encima. Recuerda lo del año pasado.


- Noooo, qué va. Estoy que se me cae la baba. Hemos jugado la mar de bien toda la temporada, ocupando los primeros puestos de la clasificación. Pero el Real Valladolid no podía perder su esencia. ¿Una victoria cómoda? No. Los jugadores sudan de lo lindo para obtener victorias y el aficionado tiene que saber lo que es eso. Por eso, el hincha del Pucela siempre estará en tensión hasta el último momento.

martes, 5 de junio de 2012

¿POR QUÉ?

Ayer me entró el "síndrome Mourihno". 



Primer capítulo: El picoleto
Detenida en un semáforo, con vehículos detrás y delante de mí, veía cómo un guardia civil de tráfico hablaba en buen rollete desde fuera con alguien que estaba dentro de una furgoneta. Situémonos. Calle de doble sentido. Mis compañeros de semáforo y yo en nuestro carril derecho. A la izquierda, el otro carril por el que no circulaba nadie y más a la izquierda todavía los vehículos estacionados, entre ellos la mencionada furgoneta con sus ocupantes y el guardia civil (en entorno urbano) dándole a la húmeda con ellos. Nuestro semáforo pasa al verde y antes de empezar a arrancar, el picoleto ordena al de detrás de mí que no se mueva, indica a la furgo que puede salir y ésta empieza a hacer la maniobra para salir de su sitio, atravesar la calzada, colocarse detrás de mí y emprender la marcha.
Ya sé que no es nada del otro jueves pero esos favorcillos y privilegios, ¿POR QUÉ? Te digo, y ya lo he dicho en alguna otra ocasión, que voy a tener que hacerme con una de esas "gergonetas".



Segundo capítulo: La ambulancia
Cada semana, una de las calles principales de mi barrio se ve tomada por el mercadillo. Puestos, público, gente que pasa por ahí para ir a otro sitio, etc. Un enjambre. Cierto día, una ambulancia que había acudido a una llamada de emergencia en un domicilio de la calle en cuestión, se las ve y desea para circular en dirección al hospital. A pesar de la bocina, puestos, "gergonetas" y demás no mueven un músculo para retirarse. El hombre fallece en la ambulancia. El asunto llega a las autoridades y a partir de entonces, obligan (dicen) a dejar un espacio mínimo para la circulación rodada en caso de emergencia. La cosa dura como dos meses. Un transeúnte hace ver a un municipal que la calle empieza a estar igual de desordenada que antes. En cualquier momento puede haber otra desgracia. El municipal se encoge de hombros y le vuelve la espalda. 


Tercer capítulo: Tú por aquí y yo por allí
Una mujer camina con sus pequeñajos en dirección a su casa por una calle solitaria, excepto por un grupo de borrachos malencarados que, sentados en la acera contraria, comienzan a incomodarla. Ella, al ver a un par de policías en moto que casualmente se acercaban, se sintió aliviada. Cuando éstos ya llegaban al cruce previo a la escena, uno giró a la izquierda y otro a la derecha, haciendo mutis. Es decir, ahí te las compongas.

Conclusión:
Ya sé que es frustrante detener a un pavo y al día siguiente o esa misma tarde verle otra vez en la calle. Pero es tu trabajo, tío, y tienes que hacerlo. Para eso te pagamos, si no quieres que empecemos a pensar que un policía o un picoleto no hace más que pasearse por ahí con el uniforme, metiéndose sólo con aquellos que saben que no les van a dar problemas.

Aclaración:
Todavía no cuento con ninguna multa en mi historial.


domingo, 20 de mayo de 2012

257 días


Nos cuenta Miriam su aventura para encontrar "El pábilo vacilante", de Enrique García-Máiquez. Incluso un distraidísimo dependiente del Corte Inglés pretendía hacerla creer que no existía y que su búsqueda iba a ser infructuosa. No cuento el final de la historia. Es mejor que cada cual lo descubra por sí mismo.
Más suerte tuve yo para encontrar "257 días", de J.P. Manglano. Narra la historia del secuestro del arquitecto mejicano Bosco Gutiérrez. Para aquellos que no hayáis visto aún el vídeo, os lo recomiendo encarecidamente, ya que oírle contar la historia al mismo Bosco no tiene desperdicio.
A lo que iba. Me entero de que se está promocionando por España el libro en cuestión y empiezo a buscar por internet. Veo que lo tienen en La Casa del Libro y me voy para allá. De camino me acuerdo que una muy amiga mía cumple años estos días y aún no tenía regalo. Bien, es una buena opción. La historia de Bosco es alucinante y creo que a ella le puede interesar mucho también. Seguro que sí. Decidido. Los de La Casa del Libro son espabilados y lo encuentran enseguida.
- Sección "Autoayuda".- me dicen.- Baja al sótano y un compañero te lo busca.
¿Autoayuda? Nunca me han gustado esos libros y ahora me colocan ahí al que busco. En fin. Me voy al sótano. Cuando vuelvo a subir con él en las manos empiezo a hojearle... veo las fotos... leo textos por encima... snif, yo quiero quedármelo. ¿Compro otro? No, ahora no llevo la pasta. Con gran aflicción le pido al dependiente que me lo envuelva para regalo. Así tapadito no se me irán más los ojos. Ha pasado una semana.
Así que, querida Miriam, de momento no puedo contarte nada del libro. Cuando ella lo termine se lo pediré prestado.

martes, 15 de mayo de 2012

Kerygma Awards

´CERO AÑOS OTRA VEZ´ (ESPAÑA), GANADOR DEL II FESTIVAL INTERNACIONAL KERYGMA AWARDS. 
Reconozco que es la primera vez que oigo hablar de este Festival. Pero mira tú, hemos ganado algo y todo. Y con un final inesperado. Yo, al menos, no me lo esperaba.

 

domingo, 6 de mayo de 2012

Cambios


¡Ayyyyy, no me aclaro! A ver, pregunta abierta: ¿creéis que estaba mal antes el aspecto de administración de blogger? ¿Había que cambiarlo? Me está pasando como cuando voy al super y está todo en diferente lugar que la semana anterior.
Pero esto no quedará así. Lo dominaré.
Menuda soy yo.

miércoles, 4 de abril de 2012

Van llegando

El grueso de los turistas empieza a llegar hoy. La pregunta es unánime:
- ¿Cree que saldrá hoy la procesión?
- Veremos. Hasta última hora nunca se sabe. De todos modos, si no sale es una buena ocasión para visitar los pasos que están preparados en las iglesias.

Normalmente la gente no se da cuenta de este plan B. Obviamente, lo ideal es seguir las procesiones, pero visitar los pasos en sus templos correspondientes tiene un encanto especial. Se admiran las obras desde más cerca y el interior de la iglesia facilita cierto recogimiento, aunque esto último es una opinión personal.
Para que los forasteros os muráis un poco de envidia, aquí os dejo una foto de Jesús Nazareno, que (a ver si es posible) saldrá hoy en el Vía Crucis.

martes, 20 de marzo de 2012

Alberto

Todos hemos pensado lo mismo ante la muerte de Alberto, un seminarista vallisoletano de 16 años: pocos son, y encima se nos van. Después de dos años de enfermedad llevada con mucha entereza, Alberto se ha ido al Cielo, desde donde cuidará de sus compañeros, mejor incluso de lo que lo ha hecho hasta ahora. Él no quería ser tratado de manera distinta. Pese al dolor que le producían sus articulaciones, practicaba los deportes con sus amigos mientras pudo hacerlo. Cuando su enfermedad ya no le permitía seguir el mismo horario que los demás y había de permanecer en casa de sus padres, si algún día se encontraba mejor, enseguida pedía a su madre que le llevara al seminario.
Por lo general, es pronto para su edad asegurar si un chaval va a acabar ordenándose, pero por lo visto Alberto quería ser sacerdote.
En fin, como dijo su madre en el funeral, hoy no es un día para estar tristes. Es un día de alegría, porque Alberto ya está en el Cielo y va a cuidar de todos nosotros.
Toma ya.

sábado, 17 de marzo de 2012

A la compra con "bad milk"


Me dice mi madre que no la gusta tener que ir a comprar a la pescadería los viernes de cuaresma.
- ¿Por?
- Porque la gente dice muchas TONTERÍAS (lo remarca bien). "Porque yo la cuaresma, como la vivo yo", "A mí me van a decir los curas", "¿Y antes, os acordáis de lo de las indulgencias?" ¡Pero si nadie te ha preguntado nada, ni por qué vienes hoy a comprar pescado, ni nada! ¡Es como si tuvieran que disculparse por anticipado, no sea que las vean hoy ahí y piensen que son unas beatas o qué sé yo.
En efecto. Es curioso cómo tarda la conciencia en quedar adormecida por mucho que nos empeñemos en llevarle la contraria.
- De todos modos, ten cuidado, má. Enfadarse no es bueno para la tensión.

viernes, 9 de marzo de 2012

Cruce de nombres

Aquí es donde va a cantar el chico. Lo llaman "Cúpula del Milenio". En fin...

En Valladolid una gran parte de los conciertos de música son en el Auditorio Miguel Delibes. A veces es decir "concierto" y la cabeza ya se va al "Miguel Delibes".
Sonó el teléfono en la recepción. Después de las primeras informaciones (disponibilidad, precio, etc)...
- Queríamos saber si estaba muy lejos. Es que vamos a un concierto, ¿sabe?
- Ah, ¿Miguel Delibes?
- No, Sergio Dalma.
Todavía no sé cómo conseguí mantenerme seria hasta el final de la conversación.

jueves, 23 de febrero de 2012

Lo que marca una vida

Ya había dado por perdida la entrada que tenía pensada para hoy cuando voy y me topo con esto.
La residencia Santa Teresita, en Valladolid, fue una de las primeras en poner en práctica el Banco de Recuerdos como herramienta de trabajo para el alzheimer. En este vídeo nos muestran algunos de los recuerdos que los mayores no quieren que desaparezcan de sus cabezas. La verdad es que es emocionante y con más de uno se me ha hecho un nudo en la garganta.
El mejor de todos, Victorino.




domingo, 5 de febrero de 2012

Anónimos robotizados


Ya sé que lo de escribir la palabrita cada vez que se va a hacer un comentario es un incordio. Pero es que quiero comprobar una cosa por unos días y luego la quito.
No sé si os sucederá a vosotros, pero a mi correo llegan la tira de anónimos de esos ilegibles, codificados, que se supone que se corresponden con un comentario de una entrada. Aunque luego nunca salen en el blog, pero un día de éstos me van a bloquear el correo, son cada vez más.
Así que voy a colocar la palabreja esa de prueba, a ver si dejan de colárseme también en el buzón.

¿OK?


lunes, 23 de enero de 2012

domingo, 22 de enero de 2012

El desfiladero de Pancorbo

Es como llamaba Leo Harlem a lo que deja ver un tipo que se ajusta el pantalón por debajo de la cadera. Más anti-estético no sé si lo hay.
En algunas ciudades españolas está prohibido circular con el torso al aire, sin al menos una camiseta, por mucho calor que haga. Sueño con que algún día haya también una norma así:

"Súbete el pantalón. Nadie quiere ver tus calzoncillos".


Cantinflas lo hacía para hacer reír.

sábado, 21 de enero de 2012

Sin escrúpulos



Ante el robo sacrílego sucedido ayer a la Virgen de la Fuencisla, Patrona de Segovia, la Policía se ha puesto en marcha, aunque seguramente no encontrarán nada, como siempre. El Obispo de la ciudad ha oficiado una misa en desagravio. La verdad es que da lástima ver la imagen despojada de su corona y al Niño con una mano rota. Este tipo de adornos de la Virgen suelen ser regalos hechos por devotos, a veces con cierto sacrificio por su parte, lo cual hace pensar en la falta de escrúpulos de los autores del robo.

Cuando una madre descubre que uno de sus hijos le ha robado algo de valor, lo primero que viene a sus labios es un lamento por el comportamiento del hijo, más que por la desaparición del objeto en sí. Mientras, algunos de sus hermanos no podemos por menos que lanzar un improperio contra aquellos que se han atrevido a despreciar a su Madre. Después, con tranquilidad, rezaremos también por ellos.

lunes, 16 de enero de 2012

Cada cual con lo suyo

Irene trabaja en una especie de taller-concesionario o algo parecido. Atiende el teléfono, informa a los clientes, lleva algún que otro papeleo, etc. Ha habido varios despidos en el taller y ve cómo la mano negra se está acercando a ella. El pasado domingo charlaba tranquilamente con unas amigas sobre lo que hablamos todos últimamente: que si el año que viene será peor, que si los recortes, que si el IRPF, etc, etc, etc. Sus dos amigas, funcionarias ellas, andaban con la preocupación propia de funcionarios estos días:

- ¡Pues ya verás ahora, a nosotros, que nos van a bajar el sueldo!
- Ya, sí que lo he oído.- asentía la otra.
- Yo en cambio -decía Irene- tengo mis ochocientos euros mensuales seguros, eso sí, mientras me dure el trabajo, claro.

Esta vez las dos amigas asintieron, pero en silencio.

Ojo, no tengo nada en contra de los funcionarios de ningún tipo. De hecho, cuando alguien sale con la cantinela de que si la vidorra que se pegan con tanto día libre y tal, yo siempre salgo en su defensa, porque pienso que si tienen ventajas sobre los demás, también se las han ganado a pulso. Años de oposiciones sin vacaciones o compatibilizándolas con otro trabajo, tienen que tener una justa recompensa.

lunes, 9 de enero de 2012

Favor oculto



Andaba yo mirando el calendario del mes de enero haciendo algunos cálculos. Me tocaba trabajar el sábado 14, pero me venía muy mal por ciertas circunstancias. No sabía si cambiarlo, podía intentarlo pero lo veía difícil. Y hoy, al llegar a la recepción:

- Altea, te quería preguntar, mira a ver si puedes: es por si podías venir en vez del sábado que te toca, el siguiente.

"Sí, por supuesto, de hecho te lo iba a proponer porque me viene mejor, incluso."
Eso es lo que estuve a punto de responder. Alfonso me advirtió a tiempo: ¡que parezca que haces tú el favor!

- ¿El siguiente? Hum... sí, creo que sí. Vale, no hay problema.

Ya a solas:

- Alfonso, no sé, me siento hipócrita.
- No, una cosa es ser bueno y otra ser tonto. Es buena chica, pero es la jefa del cotarro. Y es agradecida, ya lo hemos visto más veces. Así, cuando seas tú quien necesite hacer algún cambio, recordará que te debe un favor.

Menos mal, porque a veces me voy de la lengua tan a lo tonto...

jueves, 5 de enero de 2012

¡Noche de Reyes!



Me encontraba yo en la "pelu" hace un par de días. La peluquera en cuestión es joven y tiene dos chavales de tres y siete años. El mayor se encontraba allí escribiendo algo en un papel.
- Vaaamos, Hugo, a ver si terminas la carta, ¡que no va a dar tiempo a echarla a correo!
- ¿La carta a los Reyes? -dije- ¿Cómo andamos tan tarde este año?
- Hija, ya ves, que la ha escrito mil veces, pero siempre sale algo mal y la quiere terminar bien.
Por fin, Hugo se acerca a su madre y le enseña la carta.
- Ya está -dice.
- Eso, muy bien. Déjala ahí que la echo después al correo.
Al poco llegó el padre del niño (aquello es como el centro de operaciones de la familia) para llevárselo a casa y después de los saludos convenientes se puso a leer la carta.
- A ver qué has pedido: un traje del Real Madrid, un plumier del Real Madrid... jo con el fútbol, tú. Oye, ¡me podías pedir la Play Station 3!
- ¡¡Noo!! -la madre estaba al quite- ¡Que los Reyes tienen que repartir a muchos niños!
- ¿Te la pido, papá?
- No, hijo, gracias, este año no. Para el que viene.
De momento, a ver si los Reyes Magos le traen a su papá un trabajo.