"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

jueves, 1 de diciembre de 2011

Frío





Ocho y pico de la tarde. Llaman a recepción desde una habitación del segundo piso.

- Mire, es que tenemos frío.

- La calefacción está en marcha. ¿No funciona el radiador? Mire a ver si está frío...

- No, no, el radiador está caliente, pero tenemos frío.

Decidí subir a ver qué pasaba, por si se podía solucionar algo. Les llevaba además una manta extra que me habían pedido.


Toc, toc.

- Ah, gracias. ¿Ve? Hace frío y...

- Hum... bueno, están ustedes en pijamilla. Quizá eso influya...

- Je, je, sí, bueno, es que como nos acabamos de duchar, pues ya nos quedamos con el camisón y luego nos vamos a la cama.

La verdad es que en la habitación hacía calorcete. Pero claro, si una se empeña en no vertirse, yo no puedo hacer milagros.

- Mire, yo les podría dejar el mando para que pusieran aire caliente además de la calefacción, pero no se lo aconsejo. Si ahora añaden ustedes aire, esto va a adquirir un ambiente cargado, y luego no dormirán bien. Les aseguro que aquí hace calor, yo lo noto al entrar desde el pasillo, que también está climatizado, pero siempre está menos caliente que las habitaciones.

- Es que en Canarias estamos con la manguita por aquí (se señala el codo) y es que ha sido llegar a Valladolid y nos hemos quedado congeladas.

Claaaro, mujer, por eso uno es norte y otro sur.

Conclusión: lo primero, vertirse.

6 comentarios:

Miriam dijo...

¡Qué paciencia!
De tanto tratar con tantos clientes y tan diversos, imagino que acabas siendo un as de la comunicación / negociación / psicología.
Eso o acabas de los nervios¡

Altea dijo...

No, que va, Miriam. Normalmente son gente muy encantadora. Por eso lo que traigo aquí siempre son noticia.
Estas señoras son muy educadas y en todo momento hablaron de lo más amablemente. Pero me llamó la atención, porque no es la primera vez, que la gente diga que tiene frío y que no se vistan.
Intentaré contaros cosas positivas más frecuentemente :-)

Al Neri dijo...

Pues en los hoteles después de ducharme yo sí tengo costumbre de quedarme en pijama excepto si voy a salir, pero nunca he tenido frío...

Altea dijo...

Es que los castellanos somos de otra pasta, Neri. Jua!

Nodisparenalpianista dijo...

Juajua, ¡Cambio climático, ya!!!!

Dulcinea dijo...

Cómo eres Altea, de verdad. Los pobrecillos echaban de menos la guagua y el mojo picón.

¿qué te costaba ponerles la habitación a cuarenta grados? ;)