"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

lunes, 24 de junio de 2013

El caso Bretón

Terrible. Todo apunta a que el padre mató a sus hijos. Se habla de venganza y otras razones más, pero lo que menos importa son las razones. Todo el mundo coincide en que matar a sus hijos ha sido la mayor animalada que ha podido cometer este hombre. Dicen que quemó sus cuerpos para que no quedara ni rastro de ellos y los arrojó luego como desperdicios. Espantoso. ¿Qué culpa tenían los niños? No pudieron defenderse. Un auténtico monstruo. Premeditación y alevosía. Todo calculado al milímetro. 
Pero algo salió mal. Error, José Bretón, ¡craso error! Error de bulto, esperar a que los niños salieran del vientre de mamá. ¡Antes, antes! ¡Eso hay que hacerlo antes!

2 comentarios:

Vivir con humor es mejor dijo...

Hipocresía social...

Dulcinea dijo...

Pienso en los niños. ¿Cómo iban a imaginar que su padre sería su verdugo? Y el malnacido de Bretón ¿cómo pudo?