"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

lunes, 18 de agosto de 2014

Esperando al bus



El hombrecillo se quedó a gusto. Al menos, eso sería lo que él pretendía, supongo. Su defecación vía oral resonó en toda la calle como un disparo a bocajarro, quemando las entrañas de cualquier ser humano mínimamente honesto.
¿Tenía razón para enfadarse? Puede. Cuando yo giré la vista vi que alguien le había obligado a hacer una maniobra inesperada con la moto, posiblemente peligrosa. Cuando algo como eso sucede, uno pierde los nervios. 
Y así fue como aquel monigote sobre ruedas, insignificante fantoche, pobre bufón de la corte infernal, se desahogó. De momento. 

1 comentario:

Dulcinea dijo...

Hay personas con mucha rabia acumulada y que la suelen dirigir a lo que le duele más al prójimo: su madre, Dios, etc...

O sea, como en la selva.