"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Yo también vi el anuncio de IKEA

Y ni por un solo instante vi en él un ataque contra las mujeres, oiga. Por si alguien falta por verlo, que se ponga cómodo:


Ya hay quien ha contado el número de hombres y de mujeres que aparecen al final como culpables del desinterés por los hijos. Ya hay quien se ha dado cuenta de que son las mujeres quienes expresan esa culpabilidad y los hombres pemanecen callados.
¿Qué tenía que haber hecho el guionista para no ofender a las doñas (*)? Evidentemente, establecer una paridad. Igual número de hombres que de mujeres. Que hablara cada parte el mismo número de veces. Que las intervenciones de cada uno fueran igual de largas, porque si no, puede dar a entender que unos tienen más culpa que otros. Que fueran los hombres los que hablaran de trabajo para que se viera que son ellos los que abandonan a los hijos. No, eso tampoco. Denotaría un cierto machismo que supone que sólo son los hombres los que trabajan.
La obsesión hace que las cosas sean tan difíciles...

(*) A ciertas doñas. Siempre las mismas.

1 comentario:

Es cielo y es azul dijo...

¿Ataque? Los que ven ataques será porque están "atacaos".