"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

domingo, 5 de febrero de 2012

Anónimos robotizados


Ya sé que lo de escribir la palabrita cada vez que se va a hacer un comentario es un incordio. Pero es que quiero comprobar una cosa por unos días y luego la quito.
No sé si os sucederá a vosotros, pero a mi correo llegan la tira de anónimos de esos ilegibles, codificados, que se supone que se corresponden con un comentario de una entrada. Aunque luego nunca salen en el blog, pero un día de éstos me van a bloquear el correo, son cada vez más.
Así que voy a colocar la palabreja esa de prueba, a ver si dejan de colárseme también en el buzón.

¿OK?


14 comentarios:

Dulcinea dijo...

Me parece bien. Así limpias el buzón de correo basura.

A mí lo que me pasa es que los comentarios que haceis no me llegan al correo del blog. Caen directamente a la entrada del blog.

¿qué tal andais de frío en Valladolid? Por la tele se ve blanco. Por aquí de día estábamos a 0 y a -1 que es un récord. No me atrevo a asomar la nariz por la ventana.

Aunque mil veces días como estos a un solo día de calor. Ea.

Al Neri dijo...

A mí me llega al menos uno al día, curiosamente siempre a las mismas entradas antiguas y también curiosamente a las más leídas del blog.

Sin duda dejarán de ponerle spams si pone la palabrita.

Nodisparenalpianista dijo...

A mi me pasa lo mismo que a Dulci y que Al Neri. De todas formas, Altea, a mi, con lo de poner la identidad ya no se me cuelan comentaristas psicodélicos.
Bueno, los de siempre. Que también tenéis lo vuestro...

Altea dijo...

Han hablado de 8 bajo cero, Dulci, pero los más viejos del lugar siguen afirmando que este año no ha habido invierno. Que ya no caen los chupiteles de hielo de los tejados, ni se atrancan las cañerías, ni se hiela el Pisuerga. Pero el jueves, a las doce de la noche, cuando llegaba a casa, tuve que arrear desde el garaje a casa, antes de que se me congelaran del todo los órganos del cuerpo.
En efecto, Neri, llegan también a entradas antiguas, prácticamente olvidadas. Y lo de que coincidieran con las más leídas no me había fijado, pero lo comprobaré.
¿Cómo, Pianista? Pero sí tú tienes barra libre para comentarios. No veo que haya restricciones...

Dulcinea dijo...

Esos, eson los que a mí me gustan, los más viejos del lugar. Anda que no se aprende escuchandoles. Una docena de ellos en la Moncloa, resolvía la crisis en diez minutos y dejaba a la Merkel con la boca abierta. Suelen tener una salud de hierro y son resistentes como las piedras. En lo dialéctico son unos rompepiernas, como lo que cuentas de las cañerías o lo del Pisuerga. Qué tíos.

Atiza dijo...

En mi blog, también me caen un montón de spams. Me pasa como Al Neri y al Pianista: en las entradas más leídas (ji, ji, ji...)

Perdona Altea. Pero es que en tu garito el Pianista me lo ha puesto a huevo.

A ver que tengo que poner oxymboa. Voy...

Altea dijo...

¡Jua, jua, Atiza, estás como una regadera!

Miriam dijo...

Pues vale¡¡¡
Mi palabra es lundef.
Que no sé que es , pero suena a mago tipo Gandalf

Nodisparenalpianista dijo...

Juajua, Atiza está como una regadera, pero de rquila. A mi me pide dhrow. Es chulo saber las idioteces que pregunta el antirobot, bipbip.
Aiva, lo he puesto mal, Ahora me pide apsweem

Dulcinea dijo...

¿Y qué me decís de dolami? Esto da para ir apuntando los palabros y hacer un diccionario.

Dolami me suena a prenda de vestir de la época romana: "Se puso el dolami y salió de casa" o "olvidó su dolami en casa del pretor y éste le acusó de traición" o "el esposo encontró el dolami de su amante y palideció".

Será porque estoy leyendo una biografía de Cicerón...

Nodisparenalpianista dijo...

Pues a mi ahora me sale OKSCHOB.
O es el líbero del Dínamo de Kiev o es una mesilla de Ikea.

Aprendiz dijo...

A mí me suele llegar uno diario normalmente a la misma entrada de siempre. Me da bastante coraje la verdad.

Andrei Rublev dijo...

No sé cuál es la palabra. A mí me han recomendado inhabilitar la entrada de anónimos. Esta misma mañana lo hice, no sé cuál será el resultado.
Consuela saber que el mal propio es mal de muchos (¿de todos?). Hasta saber de tanta unanimidad, sufría en silencio una suerte de ansiedad casi existencial.

Altea dijo...

¡Muchas gracias a todos por vuestra colaboración! Creo que ha sido una de las entradas con los comentarios más divertidos que ha habido en el blog.
Por cierto, Andrei, me alegro de haberte devuelto el equilibrio emocional. ¡Je!
El experimento ha sido positivo: no ha entrado ningún anónimo en el correo. Sin embargo, en vista de que todos los que entran a comentar son registrados, inhabilitaré la entrada de anónimos, porque lo de la palabra es un peñazo pesadísimo. Ahora, como estoy comentando antes de registrarme, me la pide también a mí: "bedge". Me suena a ¡"bedge de aquí"!