"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

domingo, 23 de septiembre de 2012

Taxistas veiteañeros


No deberían existir. Tajante.
A ver: ¿quién no ha dejado el coche en doble fila alguna vez para que alguien se bajara? Que tire la primera piedra.
Pasaron unos cuantos vehículos SIN DIFICULTAD ALGUNA, ni siquiera disminuir su velocidad. Entre otras cosas, porque la calle tenía dos carriles en el mismo sentido. Llegó el taxista veiteañero, chulo de mierda, y tuvo que pasar a bocinazo limpio. Como yo contestara, volvió a las mismas, esta vez con gesto manual por fuera de la ventanilla. Continuamos así hasta que nos perdimos de vista. ¿Os imagináis?
A lo mejor el chico estrenaba hoy pito.

7 comentarios:

Altea dijo...

Sí, ya sé, lo último queda mal; pero es lo que se me pasa por la cabeza siempre que un pavo prepotente de éstos me toca las narices.

Al Neri dijo...

Altea, por favor, repórtese. Controle su santa ira, por lo que más quiera. ¿Qué procacidad es esa del pito? Por favor. :-)

Es ustes excesivamente generosa con los taxistas no veinteañeros.

Dulcinea dijo...

Lo que el pollo quería decirte es que él es un profesional del asfalto y tú una advenediza. A fin de cuentas él se gana el jornal regateando a usuarias molestas como tú. Seguro que si llevaba pasaje dijo "¿ha visto a esa chica en doble fila? A mi los municipales me multan pero a ella no. Y esto es mi pan mientras ella hace shopping".

Me temo que lo que estrena el pollo es la profesión.

Dulcinea dijo...

Consejo de amiga: cuando un conductor se ponga chulito y te increpe a voces o con gestos o con la monserga "mujer tenías que ser, nada mejor que sonreirle y lanzarle un beso. Los descoloca y se quedan agarrados al volante como memos, que es lo que son.

Pruébalo Altea, mano de santo.

Altea dijo...

Procacidad... Uau, confieso que he tenido que mirar el diccionario. Los mayores no sé, Neri, pero a los pipiolos éstos se les une la soberbia de la profesión con la tontería de la juventud. Mezcla explosiva.
Caramba, Dulci, habrá que probarlo. No sé si me saldrá, con la lava que me producen esos tipos en el estómago.

Miriam dijo...

Anda Altea, despiertas pasiones¡¡¡
;O)
Y genial el consejo de Dulcinea, a tener en cuenta ja ja ja.

Nodisparenalpianista dijo...

Juajua, Dulci, déjate de consejos y vigila con la biciiii.