"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

viernes, 6 de julio de 2012

Papá, ¿para qué sirven las piedras?


Tendría por ahí siete años cuando le disparé esta pregunta a mi padre sin avisar ni nada y sin venir a cuento, en plena comida familiar. Me miró, supongo que creyendo haber entendido mal:
- Las... ¿piedras?...
La cosa tenía su sentido. Esa mañana, en el cole, nuestro profe había reñido a unos chavales por haberse lanzado piedras unos a otros. Lo que en tiempos de mis abuelos se llamaba "un canteo", vamos. "Hoy tenemos canteo con los de San Pedro*", se decía, más o menos, por lo visto. El caso es que uno de los argumentos del profe me llamó la atención, porque dijo que las piedras no servían para tirárselas unos a otros. Entonces, me pregunté, ¿para qué podían servir? ¿Serían tan inútiles como para estar siempre en el suelo sin hacer nada? Durante la comida de ese día, la cuestión aún me daba vueltas en la cabeza y como no llegaba a una conclusión, decidí preguntar. Me explicó, entre otras cosas, que servían para construir.
Ahora descubro esta imagen en facebook, me acuerdo de la anécdota y comprendo lo bien que le habría venido a mi padre para poder dar una respuesta más amplia a mi afán de conocer.
Lástima de faltas de ortografía.

* Un barrio de Valladolid, se entiende.

6 comentarios:

Dulcinea dijo...

jua, jua, jua qué bueno. Anda que vaya preguntita, maja.

No había oído nunca eso de canteo pero cuando los niños eran niños era normal que shttp://conlasbotas.blogspot.com/2012/07/papa-para-que-sirven-las-piedras.htmle arrearan pedradas.

Me viene a la cabeza el testimonio de las señoras del mismo pueblo que Juan XXIII (el Papa Roncalli.
Eran de su edad y recordaban como Roncalli de pequeño, como los demás niños del pueblo, resolvía sus asuntos a pedradas con el consiguiente tirón de orejas de su padre. A las niñas, contaban, no les tiraba piedras; sólo les tiraba de las coletas. Menudo debió ser el piccolo Roncalli.

Dulcinea dijo...

No se que ha pasado con esa frase que se ha colado. ¿No has echado al chino-espía-pequeñito de tu ordenador, verdad?

Vivir con humor es mejor dijo...

Es curioso, pero al ver la piedra lo primero que he pensado: "la pinto y hago un pisapapeles!

Lo del canteo no lo había oído. En Al Andalus se dice: "liarse a pedrás".

¡Feliz semana!

Al Neri dijo...

En Castilla se dice pedrea.

Altea dijo...

Jo, Dulci, pues en la peli le ponían poco más que no había roto un plato en su vida. De lo que se entera una.
¡Eeeeehh! Esa frase es culpa de tu ordenador. ¿A que el espionaje ha llegado también al tuyo???
Habrá que completar el poemilla con lo del pisapapeles, entonces. No es una mala opción. De hecho, es uno de los empleos favoritos de las piedras.
Lo de pedrea se lo he oído a mi padre, Neri. Mi madre, sin embargo, habla de los canteos, y los dos son de Valladolid. El castellano es una de las mejores y más variadas lenguas. (Ejem...)

Dulcinea dijo...

El castellano es precioso. Los que teneis la suerte de poder oirlo y hablarlo siempre, no os dais cuenta.

A mí me dicen que hablo un castellano muy bonito, por acento y por vocabulario. Eso los que no se ofenden por oirme hablarlo.