"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

miércoles, 28 de noviembre de 2007

El muerto

Una noche, hace ya varios años, soñé que había matado a alguien. No sé a quién, ni cómo, ni por qué. Lo que sí recuerdo es la maléfica noche que pasé intentando ocultar el cadáver, empresa nada fácil porque, obviamente, no quería que nadie lo viera. Por eso, mientras pensaba qué hacía con él, lo dejé dentro de mi habitación. Pero pasaba el tiempo, y no hacía más que estorbarme. Siempre tenía que pasar por encima de él, tendido como estaba ahí en el suelo. Así que decidí arrastrarlo debajo de la cama. Por lo menos así ya no me tropezaría con él cada dos por tres, y además quedaba fuera de mi vista. Así, oculto, parecía haber dejado de existir.

Pero no. El maldito me recordaba su presencia cada vez que iba a barrer debajo de la cama. Sácalo, ponlo en otro sitio, vuelve a meterlo... Ay, qué agonía. Debería deshacerme de él, pero, ¿cómo? Empezaba a pensar seriamente en la posibilidad de descubrirlo, así al menos acabaría todo. Acarrear con las consecuencias quizá fuera más llevadero y luego, ¡vía libre!

¡No, no! Vamos a seguir ocultándolo por un tiempo, quizá se me ocurra algo. Tiene que haber otra solución. Mientras tanto... no sé, voy a cambiarlo de sitio, lo meto en un cajón y así no lo tengo que mover cada vez que limpie la habitación. ¡Aumpf! ¡Adentro! Cajón cerrado, asunto arreglado.

Pasó más tiempo, y era como si el problema hubiera desaparecido, incluso el muerto parecía que ya no estaba. No lo veía, no lo sentía. Tanto me olvidé, que un día voy a abrir un cajón para coger un jersey y ¡maldita sea, este muerto de...! Allí lo había dejado y allí seguía, recordándome que tenía que tomar una decisión. Mientras tanto, hiciera lo que hiciera y más tarde o más temprano, el muerto saldría de nuevo a flote.

Me desperté, suspiré y no lo di más importancia. No tenía ningún muerto que esconder, qué alivio.

Maldita concienc... digo, ¡maldito muerto!

11 comentarios:

Néstor dijo...

Se te ve con poca imaginación: lo mejor era sacarlo al pasillo y decir que te lo has encontrado ahí, fiambre total, y que has intentado la típica reanimación de las películas.
Acuérdate de sacarle el cuchillo.

Ángel dijo...

Muy bueno, cantidad de ideas para escribir me has dado. ¡¡¡Muy bueno!!!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Solución: las limpiezas de armario periódicas. "Al paso" (como dicen en sudamérica) por encima- los fines de semana y a fondo cada cambio de temporada.

Altea dijo...

Néstor, se nota que estás acostumbrado a tener que escuchar todo tipo de historias y de trolas :)
Hombre Ángel, se te ve poco por aquí últimamente. Como a otros, dicho sea de paso.
Ya, Benita, el problema era que no quería encontrarme la "mugre".

el trenti dijo...

Puff, yo la última vez que mate a alguien decidí colgarlo en la lampara y simular que había sido un suicidio...

Mi madre no entendía que hacía una araña colgada de una cuerda en el sálón...

Nodisparenalpianista dijo...

Altea, yo escribiendo el otro día sobre Patricia Highsmith y resulta que tenía en el vecindario a una mujer fatal y mafiosa!!!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Muchas gracias por el enlace. Te enlazo igualmente. :)

Marta Salazar dijo...

la idea del trenti no me parece mal, me temo, eso sí, que ya haya sido implementada por mucha gente, desde que hay lámparas, je je

Altea... qué diría don Sigismundo de tu historia!!!

creo que daría para un largo psicoanálisis, ja ja

un abrazo! (me he reído tanto o más que Ángel).

alan bourdillion traherne dijo...

Yo a veces sueño que encuentro aparcamiento a la tercera vuelta.

Altea dijo...

Trenti, eso ya roza el sadismo. Exposición de cadáveres.
¡Huy, Pianista! ¡Y lo que no se puede contar...!
Ya, Marta, supongo que se lo pasaría bomba, además con tanto detalle. Pero lo pasé tan mal que lo recuerdo a la perfección.
Bueno, Alan...etcétera (¿Misisipi?), depende de cómo sean las vueltas, tres te pueden dar para toda la noche.

Néstor Aparicio dijo...

Pasaba por aquí con la esperanza de que el muerto hubiera desaparecido...
Lo de actualizar y eso ¿cómo lo llevas?