"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

miércoles, 20 de abril de 2011

Abril, lluvias mil




Así llueve en este momento en Valladolid. Todo el mundo quiere saber qué sucederá. Los turistas, por saber si van a ver procesiones o no. Los comerciantes callejeros, por saber si tendrán clientela.
Y nosotros, los de aquí, que no queremos defraudar a nadie porque, pese a las malas habladurías, en Valladolid somos gente complaciente, sonreímos ante la pregunta llena de ansiedad del forastero:
- ¿Qué? ¿Lloverá estos días?
Sí, sonreímos lamentando no poder dar una respuesta precisa, ni siquiera una conjetura, porque Valladolid no permite apenas hacerlas. Es una caja llena de sorpresas.
Hoy llueve. Probablemente la procesión del Via Crucis no salga. Despejada la incógnita del miércoles, la siguiente pregunta que me hagan será:
- ¿Y el viernes, por lo menos...?
Lo preguntan con ojos suplicantes, como si de su interlocutor dependiera algo.
- Pues no lo sé, la verdad... Lo cierto es que en Valladolid nos pasamos cada Semana Santa mirando al cielo.
Reconozco que era una frase de doble sentido, pero a veces me pregunto si no será precisamente ése el plan que se traen allá arriba.

8 comentarios:

Dulcinea dijo...

Que en Semana Santa llueva, es un clásico. Si es abril ¿qué queremos?

Otra cosa es que se suspendan las procesiones. A mí no me parece bien. Me explico. El sentido de procesionar es otro. Creo que deberían salir los cofrades vestidos más sencillos y sin el paso que bajo la lluvia se echa a perder. Con un sencillo crucifijo basta.

Altea dijo...

¡Ahí, ahí! Es donde se vería quién desfila realmente con el espíritu debido.

Dulcinea dijo...

Fíjate cómo son las cosas, Altea. Esta tarde de jueves Santo, después de Misa había Adoración y el Pater preparó una lista con turnos para que cada cual se apuntara donde quisiera, procurando que siempre hubiera cuatro adoradores, mínimo. El folio estaba a rebosar de nombres apuntados en todos los turnos.

Me he fijado que además de los reclinatorios individuales, el Pater había dospuesto unos bancos laterales chiquitos.

Cuando he acabado mi turno, me ha emocionado ver que la Iglesia estaba casi llena, en silencio, rezando, con canto gregoriano de fondo. No se han respetado los turnos, porque todos se quedaban antes y después de cuando es tocaba. Y el Pater vigilante por si los gamberros se acercaban a molestar; los mozos de escuadra le han dejado un móvil para llamar ipso facto si se acercaban alborotadores. No se han atrevido.

No podrán con nosotros. Seguro.

Altea dijo...

¿Que los mozos de escuadra quéeeee???? Que no se enteren las autoridades. Les veo en la cola del paro.

Dulcinea dijo...

En general los mozos, en las distancias cortas y off de record, hablan en castellano, son honestos y están hasta los mismísimos de los políticos que los mangonean y les hacen tragar con ruedas de molino. Han de tragar y callar.

Los de la barretina power presionan a todos los funcionarios públicos. Todos. Otra cosa es la integridad del funcionario que luego actúa como considera oportuno.

Estos mozos en concreto ofrecieron un móvil privado, para llegar antes, porque tenían constancia de de grupos que querían ir a tocarnos las narices.

Miriam dijo...

Dulcinea: me ha encantado la noticia de la adoración llenísima de gente¡¡¡ Es estupendo
Yo este año, he notado los oficios como más vacios de gente.
PEro es una apreciacion personal. Una amiga dice ella cree que había más personas que el año pasado

Altea: ¿salieron los paso? ¿Llovió?
Un abrazo a las dos, y muy feliz y esperanzadora Pascua de Resurrección¡¡

Altea dijo...

No, Miriam, una verdadera lástima. Creo que en total han salido dos o tres procesiones. La general del viernes santo nada. Hoy sí que ha salido el Encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen, una de las más emocionantes, por cierto.

Al Neri dijo...

Es una pena. Para un reclamo turístico que tiene nuestra ciudad, nos lo fastidia el clima... Tengo familia que ha estado en Sevilla estos días y lo mismo.