"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

viernes, 14 de octubre de 2011

Vuelve José Mota


Una de sus imitaciones estrella


Dicen que vuelve José Mota, no sé cuándo ni dónde, no lo he mirado. Que vuelve renovado, con nuevos personajes y demás. He de decir que me alegro de su vuelta, porque me gusta su modo de trabajar. Según sus palabras, por supuesto no textuales, tratan de hacer un humor con respeto para todos y que no se centre de "cintura para abajo" (estas últimas palabras sí que son textuales). Me ha gustado el detalle, Sr. Mota, porque es precisamente ahí por donde empieza el declive de los humoristas y que termina por ser humor flojo y sin gracia.
Veremos.

4 comentarios:

Dulcinea dijo...

Pues no sé chica, a mí no me gusta demasiado. Quizá porque lo recuerdo con el otro pánfilo, cuando actuaban los dos juntos.

Hablando de humor, un chiste.

Va un marido y le dice a su mujer.
-Oye Mari, que me he gastado treinta euros entre pitos y flautas.
-¿¿¿Quéeeee??? Treinta euros entre pitos y flautaaaaas? ¿pero cómo ha sido eso Manolo?
-Pues mira, quince en pitos y quince en flautas.

Al Neri dijo...

Creo que es una visión algo limitada creer que el declive de los humoristas empieza cuando utilizan el sexo como elemento de humor. La sexualidad, como aspecto primordial, eje muchas veces, del ser humano merece ser objeto de risas como cualquier otra faceta. Pero para hacer bromas sexuales (que me parecen muy bien) no hace falta ni ser chabacano ni ser obsesivo.

Me parece más peligroso el humor de hace bastantes años, que tan a menudo se basaba en burlarse de los defectos físicos o de las limitaciones intelectuales, contrastando la figura del listo con la del tonto. A veces es mejor un chiste picante sin caer en la vulgaridad que cachondearse de las personas con limitaciones.

maria jesus dijo...

A mi tambien me gusta José Mota, aunque prefiero el humor del tipo del que hacían Tip y Coll.

¿Se me nota la quinta?

Altea dijo...

Bueno, a mí Juan Muñoz tampoco me gustaba, la verdad sea dicha. De hecho, creo que Mota ha ganado desde que está solo.
Entiendo lo que dices, Neri, lo que pasa es que he visto muy pocos humoristas que, rozando el tema del sexo, no caigan en la ordinariez, porque para hacer ese tipo de chistes también hay que tener clase. Tan sólo a Les Luthiers les he visto tener ese buen tacto, prueba de su gran profesionalidad. Por ejemplo, en las actuaciones de Daniel Rabinovich. También ahora ellos están de capa caída, pero porque ya son viejecillos, los pobres.
Je, je, yo también he pillado los últimos coletazos de Tip y Coll, ¿eh, María Jesús? Y tienes razón, nos hicieron reír mucho. Yo ahora todavía les busco de cuando en cuando en Youtube.