"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

jueves, 5 de enero de 2012

¡Noche de Reyes!



Me encontraba yo en la "pelu" hace un par de días. La peluquera en cuestión es joven y tiene dos chavales de tres y siete años. El mayor se encontraba allí escribiendo algo en un papel.
- Vaaamos, Hugo, a ver si terminas la carta, ¡que no va a dar tiempo a echarla a correo!
- ¿La carta a los Reyes? -dije- ¿Cómo andamos tan tarde este año?
- Hija, ya ves, que la ha escrito mil veces, pero siempre sale algo mal y la quiere terminar bien.
Por fin, Hugo se acerca a su madre y le enseña la carta.
- Ya está -dice.
- Eso, muy bien. Déjala ahí que la echo después al correo.
Al poco llegó el padre del niño (aquello es como el centro de operaciones de la familia) para llevárselo a casa y después de los saludos convenientes se puso a leer la carta.
- A ver qué has pedido: un traje del Real Madrid, un plumier del Real Madrid... jo con el fútbol, tú. Oye, ¡me podías pedir la Play Station 3!
- ¡¡Noo!! -la madre estaba al quite- ¡Que los Reyes tienen que repartir a muchos niños!
- ¿Te la pido, papá?
- No, hijo, gracias, este año no. Para el que viene.
De momento, a ver si los Reyes Magos le traen a su papá un trabajo.

4 comentarios:

Miriam dijo...

Me encantan esas tiendas, peluquerias, ... que en las emergencias actúan como "centro de operaciones de familia" , sin quitar profesionalidad al servicio, claro está.
Eso, tb le pediré a los Reyes q le pidan al Niño un trabajo para el padre.
Ah y genial el chiste, para pensar¡
Que tengas buen día de reyes¡

Angelo dijo...

Seguro que este año las cartas han sido muy especiales. Los adultos más que nadie pidiendo un año mejor.
Off topic: Un día te cuento lo de las imágenes. Un abrazo

Dulcinea dijo...

Sobredosis de regalos es lo que hay y los niños acaban locos.

Lo de la pelu me ha gustado; casi me la he podido imaginar. Por cierto, no nos cuentas el estilazo que te dejaron ;)

Altea dijo...

Jua, jua, el estilazo a estas alturas ya dónde andará...