"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

domingo, 18 de noviembre de 2012

Manual del moroso (Introducción)

El célebre autor de cómic Manuel Vázquez (Anacleto Agente Secreto, Las Hermanas Gilda, La Familia Churumbel y tantos otros) explicaba una vez en una historieta cómo largarse de un hotel, "no ya sin pagar, ¡qué vulgaridad!, sino cobrando encima". Obviamente, al final de dicho relato, el personaje de Vázquez se despedía del lector desde la celda de una cárcel, donde decía que debía perfeccionar algunos detalles en sus métodos que, al parecer, no eran aún del todo seguros.


Hay muchos tipos de morosos. Casi todos se ajustan a un mismo patrón, pero cada uno le pone su toque personal. A unos, los más, se les ve venir de lejos. Otros, más discretos, dan el pego durante un par de días e incluso una semana. Los hay particulares o empresas, caraduras o que dan tanta pena que incluso se les perdona la deuda (ya veremos por qué), etc. Visto así, perece que todos los días en los hoteles estén desapareciendo clientes sin despedirse. Nada más lejos de la realidad. Me tiene obnubilada lo fácil que es largarse sin pagar de un hotel y los pocos morosos que hay en lista.
De cualquier modo, el ingenio que le echan algunos al asunto no deja de tener su gracia. Por eso traeré aquí en sucesivas entradas las historias más significativas, aquellas que de alguna forma, han dejado un recuerdo. Lo merecen.


10 comentarios:

Es cielo y es azul dijo...

¿En serio? Estoy deseando leer esas modalidades.

Al Neri dijo...

Es un arte como otro cualquiera.

Le recomiendo mucho la peli "El gran Vázquez", sobre la vida del dibujante, magníficamente protagonozada por Santiago Segura.

El personaje del dibujo dle post era un trasunto de su autor, Manuel Vázquez, un anarquista polígamo (tuvo 11 hijos con varias mujeres y fue condenado por poligamia)que siempre andaba mal de pasta y se dedicaba a adar sablazos a todo el mundo.

En la película sale engañando al personal de un hotel, que le tratan como a un marqués, y luego largándose sin pagar.

Clo dijo...

Un amigo "botones" me contó este verano unas cuantas y yo no podía creer que la gente le eche tanta cara. ¡Familias con niños y todo!

Es relativamente fácil por lo que él contaba, pero a mi no se me habría ocurrido nunca hacerlo. Me sabe mal que me den de más en el cambio en el súper (y lo digo) y la gente por ahí timando a todo el que se preste. Alucinante.

Clo dijo...

Estoy deseando leer las anécdotas.

Dulcinea dijo...

¿Irse sin pagar de un hotel? Pero si al llegar te piden el dni, luego debe ser fácil pillar al jeta ¿no?

Me lo creo porque tú lo cuentas. No me puedo imaginar salir de un sitio sin pagar. Qué mala conciencia luego...

Altea dijo...

Me temo que con el dni no se consigue nada, Dulci. Es más el zurriburri que se arma (denuncia, papeles, etc) y al final no ves la pasta ni por asomo. Sólo cuando se trata de un montante considerable compensa mover gestiones. Te puedo decir que llevamos casi un año detrás de una empresa y algún que otro particular no vemos salida. Lo hacemos casi por "pundonor".

Al Neri dijo...

¿Y qué dicen las empresas o los particulares cuando los llamáis? ¿Dan largas o sicen que no pueden?

Miriam dijo...

El manual promete.
Con ganas ya de leer el primer capítulo

Altea dijo...

Huy, las respuestas de las empresas merece un manual aparte:
- Tienes que hablar con el contable, pero está de vacaciones. Llama la semana que viene a ver.
- ¿Factura? ¿Qué factura? Voy a comprobarlo y te llamo mañana.
- Ah, sí, mañana me paso por ahí......
A veces directamente el teléfono está sin servicio. Nos metemos en internet y descubrimos que hay otros tres o cuatro detrás de ellos.

Miriam dijo...

A mi me encanta lo de "lo siento, se ha caído el sistema y ahora no lo puedo comprobar"