"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

sábado, 19 de octubre de 2013

Más vale tarde que nunca

Leo en Religión en Libertad que, tras muchos años de convivencia, José Manuel Riella y Martina López han decidido casarse por la Iglesia. Parece ser que hace años, no tantos, ya lo habían hecho civilmente. Hasta aquí una historia que podría ser la de muchas parejillas actuales, de no ser porque Martina tiene 99 tacos y José Manuel 103.
No puedo por menos que acordarme de la conversación que tuvimos una compa de trabajo y yo, cuando me dijo que se iba a vivir con su maromo y "luego ya veremos":
- Es que hay que probar primero, porque hay mucha diferencia de salir con una persona a vivir con ella.
- Entiendo. ¿Y hasta cuándo va a durar la prueba en cuestión?
- Pues.....
Por lo general, es algo que no se piensa. Todo es un "ya veremos". Por otra parte, y como ya he dicho alguna vez, en cuanto te largas a vivir con el novio, éste deja de ser novio para convertirse en "concubino" *, y muchos insisten en seguir empleando la otra denominación. Siempre me divertía un montón pensando lo ridículo que resultaría seguir llamándose "novios" cuando llegasen a viejos.
Espero que Martina y José Manuel se lo hayan pensado bien antes de dar este paso. Al fin y al cabo, es para toda la vida.

*Lo entrecomillo porque la RAE sólo admite concubina. No sé por qué.

5 comentarios:

Miriam dijo...

Tengo una amiga que se fue a vivir con el novio. Después de unos años, el quiere casarse, pero ella no lo tiene claro y no se atreve a dar ese paso. Y así van pasando los meses, los años.
Supongo que es ese uno de los problemas de irse a vivir juntos: una vez ya estas conviviendo, el compromiso tiene menos alicientes y cuesta más.
(aclarar que ella no lo está pasando nada bien La indecisión entre el querer casarse y no atreverse a dar el paso la está matando)

Altea dijo...

Vaya, pues para una vez que es el chico el que se lanza...

Vivir con humor es mejor dijo...

Nunca es tarde si la dicha es buena. Me algro por ellos y su familia.

José Ángel Viaró dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dulcinea dijo...

Pues yo prefiero una boda canónica tardía pero desde el convencimiento que esos festivales que se montan a veces en las iglesias "porque el rito catolico es bonito".

!Y que vivan los noviooooos!