"CUANDO LA VERDAD ESTÁ TODAVÍA CALZÁNDOSE LAS BOTAS, LA MENTIRA YA HA DADO LA VUELTA AL MUNDO" (Mark Twain)

domingo, 3 de junio de 2007

Error de fondo

En una peluquería de señoras, habitualmente, participan todas de una única conversación, sobre todo si la peluquería en cuestión es de barrio y todas se conocen. Hace ya tiempo, mi madre llegó a casa contando que se había hablado sobre la Clínica Universitaria de Navarra. Alguien hablaba del buen trato recibido durante la hospitalización de un familiar y la rápida recuperación después del tratamiento. Esto era especialmente sorprendente, ya que se trataba de un paciente por el que nadie daba un duro. Sin embargo, con cierto tono despectivo, otra persona intervino:
- Pues yo no creo que allí se hagan milagros.

Claro que no, señora. Allí se trabaja. Mire usted por dónde, que trabajando se consiguen cosas. Anda, que nos habríamos lucido: profesionales con el mejor expediente, formación continuada, dedicación exclusiva, centro de investigación (CIMA)... ¿para qué, si luego resulta que allí todo se consigue con milagros?

Que no. Eso es en Lourdes, que se me desvía usted.

11 comentarios:

Miblog. Ángel dijo...

Gracias

pela dijo...

Estoy de acuerdo con Altea, una persona con la que tomo café de vez en cuando, hizo prácticas en la Clinica Universitaria de Navarra y se quejaba de que trabajaban sin parar TODA LA JORNADA de trabajo, que allí la gente no se escaqueaba por los pasillos o la cafetería, inaudito !, claro como planeta todavia no ha editado el curso de " Trabaje bien sin esforzarse" pues.. Ir al trabajo y que te hagan trabajar, no mola.

Ricardo Montoliu dijo...

La verdad, he pasado varias noches en la CUN y milagros no he visto... He visto profesionalidad, que hoy en día, puede considerarse un milagro...
Y tal...

Miblog. Ángel dijo...

De la insolación mejor, gracias. ¡Eres dura!, jajaja

Ricardo Montoliu dijo...

Te he puesto un link, y tal

Altea dijo...

Ángel: lo siento, no lo pretendía. Es lo malo de escribir, que como no se percibe la entonación ni la sonrisa con que habla uno, el otro puede sentirse ofendido.

María dijo...

Vaya... ¿¿¿no hacen milagros en la CUN??? jejeje mira que había oido cosas pero esto... se lleva a palma!.

Le he echado un ojo a tu blog y me gusta! me verás por aqui de vez en cuando, con tu permiso!.

Miblog. Ángel dijo...

Altea, no me sentí ofendido y, de verdad de la buena, me hizo mucha gracia tu comentario. ¡¡¡Aún me sigo riendo!!!

Filiales dijo...

Muy buen blog, jejeje

ross dijo...

Yo tuve la suerte de estudiar en Navarra y como solíamos decir lo urgente lo hicimos ayer para los milagros nos estamos preparando. Tal vez algún día.

Marta Salazar dijo...

será milagro atender bien a los pacientes?

buena la frase de Ross, la adoptaré como propia...